Perú sorprende; Chile y Argentina se hunden

| 07 de Septiembre de 2017 - 00:00

Quedan 2 fechas de unas Eliminatorias Sudamericanas muy parejas, con solo Brasil clasificado y el resto, salvo Bolivia y Venezuela, con chances de lograr cupos a Rusia 2018. Los 4 primeros de la tabla van al Mundial y el quinto disputará el repechaje contra Nueva Zelanda. El del martes fue el tercer triunfo al hilo de los peruanos, que desde Francia 1998 no sumaban más de 20 puntos.

Más de un centenar de hinchas peruanos llegaron a las afueras del Hotel Sheraton de Quito, el martes por la noche, para despedir a su selección frenéticamente luego de su triunfo ante Ecuador. Con vítores y hurras los fanáticos del combinado ‘blanquirrojo’ celebraron la victoria del equipo dirigido por Ricardo Gareca. Como se vio en las fotos y videos que circularon en redes sociales, el DT peruano salió de la concentración con una gran sonrisa. “Que venga Argentina”, coreaban los aficionados.

Pero la delegación peruana sufrió un percance camino al aeropuerto de Tababela. El bus que transportaba a la delegación sufrió un desperfecto y no arrancó. Los hinchas tuvieron que empujar el vehículo, pero no lograron que arrancara. Los jugadores se dividieron en tres autos para finalmente dirigirse hacia la terminal aérea.   

Perú obtuvo el martes en el Olímpico Atahualpa el resultado más importante de los últimos 35 años. Con un juego colectivo disciplinado, de toque al ras de piso, los peruanos lograron una importante victoria 2-1 en la altura de Quito, una difícil plaza donde nunca había podido sumar de a tres en una eliminatoria.    

El recibimiento en Lima fue similar a la despedida en Quito. Los hinchas peruanos trasnocharon para  esperar a sus ‘héroes’ en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. La delegación arribó a Lima a las 01:22 de la mañana.

Perú despertó este martes en el Atahualpa, pero aún sigue soñando. Se trata de su mejor momento en las últimas dos décadas. Así lo reconoce su DT, el argentino Ricardo Gareca. “Es nuestro mejor momento, con todo, porque hay rendimiento y resultados (...). Respecto a las posibilidades, creo que estos muchachos están para más”. El ‘Tigre’ dijo que están convencidos de lograr la clasificación, pero irán paso a paso.

Pero Gareca se encuentra ahora ante una curiosa coyuntura: en 1986, como jugador de Argentina, dejó a Perú sin pase directo al Mundial. En la próxima y penúltima fecha, precisamente, enfrentarán a la escuadra de Lionel Messi. Ahora como DT, quién sabe, puede devolver a Perú al torneo de los mejores del mundo. “Enfrentar a Argentina no cambia nada para mí”, afirmó Gareca, quien asumió en marzo de 2015, con la misión de ‘resucitar’ al cuadro ‘inca’. 

Perú está en la mira de todos y su triunfo tuvo eco en la prensa internacional. ‘Otra final del mundo con Perú’, tituló Olé. En ese contexto, el diario deportivo argentino rememoró todos los partidos decisivos en los que chocó contra la Bicolor. Sin duda alguna, el más recordado fue el choque entre los dirigidos por Diego Maradona ante los de ‘Chemo’ del Solar. Aquella ocasión la Albiceleste se clasificó al Mundial con un gol en posición adelantada, gestado por el delantero Martín Palermo.

El exjugador mundialista José Velásquez dijo ayer que, con el triunfo histórico en Quito, Perú vuelve a tener posibilidades intactas para la clasificación directa. “Ahora depende de nosotros. Estoy convencido de que vamos a clasificar”.  

Por su parte, para Guillermo el ‘Tanque’ La Rosa, el último peruano que hizo un gol en un Mundial (ante Polonia), Perú se jugará la vida en lo que queda. “Gareca ha formado un equipo que muestra confianza y disciplina táctica”.    

El presidente Pedro Pablo Kuczynski, mediante su cuenta de Twitter, se dirigió a la selección por su triunfo: “Felicitaciones muchachos. Nos llenan de esperanza y alegría a todos los peruanos”. 

La triste agonía argentina   

El papa Francisco evita Argentina y visita Colombia. Lionel Messi no puede solo. Mauro Icardi no da las respuestas que se le exigían a Gonzalo Higuaín y el técnico Jorge Sampaoli se desespera.  

Tras un inédito empate 1 a 1 ante la colista Venezuela en el estadio Monumental, la Albiceleste quedó atada con alambre a la zona de repechaje al Mundial. Y el pesimismo oscureció el panorama que se le abre a la subcampeona del mundo de cara a los trascendentales partidos contra Perú y Ecuador en octubre en el cierre de las eliminatorias.

‘Peligro mundial. ¿A quién le rezamos?’, tituló en su portada Olé con una fotografía de Messi con los ojos cerrados y la cabeza hacia el cielo juntando las manos como en una plegaria de emergencia. ‘Tocamos fondo’, escribió el periódico. Para Olé, si la selección no le gana a Perú el 5 de octubre en Buenos Aires, Rusia será historia.  “Que Argentina se quede afuera de Rusia no debería sorprender. Es consecuencia de una eliminatoria que tuvo tres estilos de técnicos (Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Sampaoli), de desorganización institucional y una selección con tendencia autodestructiva”, publicó el rotativo.

El partido comenzó muy bien para Argentina con un juego agresivo y cuatro o cinco ocasiones claras de gol desperdiciadas por sus delanteros o la buena actuación del arquero juvenil venezolano Wuilker Fariñez, pero con el correr de los minutos la desesperación se adueñó del juego y el equipo terminó perdido y condicionado por el contraataque visitante. Venezuela incluso tuvo dos tiros libres inmejorables sobre el final. 

Y, además, Messi no fue Messi; a pesar de que buscó siempre comandar los ataques argentinos terminó desconectado del resto. Y si el genio no frota la lámpara, Argentina se hunde. “Ahora sí estamos más complicados. Pero hay que afrontar esta situación”, sostuvo Sampaoli, al que se vio muy nervioso durante todo el partido en el que Argentina  por primera vez no doblegó a Venezuela en Buenos Aires.

Lo que más preocupa a los aficionados -y en especial al técnico- es la falta de gol del equipo. Solo 16 tantos en igual cantidad de partidos, solo dos por arriba de Bolivia, la selección con menor peso ofensivo de todo el torneo. Incluso el gol del empate argentino ante Venezuela fue  en contra de Rolf Feltscher.

La hinchada silbó al equipo, aunque rescató a ‘Lio’, su jugador emblema, al que despidió con el grito de guerra de “Messi, Messi”,  en lo que pareciera ser más una plegaria y un pedido de auxilio.

Para el diario Clarín, esta vez ni siquiera apareció Messi para rescatar a un equipo sin carácter. “El 0-1 fue un golpazo del que nunca llegó a recuperarse, más allá del rápido empate. Las dudas crecen. Tanta euforia previa (con un estadio colmado) degrada en silbidos con Messi a salvo por el veredicto (popular). Empezó con rock and roll, terminó en tango. Falta el tiro del final. Que no suceda”, escribió el periódico y sentenció: “El tiempo se agota y los fantasmas se divierten”.  

El diario La Nación tituló en su portada: ‘Argentina está hoy con todas las alarmas encendidas’. “La presencia en el Mundial sigue siendo un objetivo en peligro”.

El diario argentino graficó la ‘anemia’ ofensiva del equipo afirmando que “la delantera es una manada de lobos hambrientos sin colmillos. Messi intentó de todo y lideró al seleccionado, mientras los demás atacantes se perdieron entre las ganas y la ineficacia”.

La lesión de Ángel Di María al promediar el primer tiempo fue determinante, ya que el volante del PSG desempeñaba un gran partido y provocaba ocasiones de gol desbordando continuamente por la izquierda. Pero no fue la primera vez: el rosarino se ha lesionado en partidos vitales que le han impedido jugar, por ejemplo, las finales del Mundial de Brasil 2014 y la Copa América de Chile 2015. 

Ahora viene Perú el 5 de octubre, un rival que ya dejó a a Argentina fuera de su único Mundial al que faltó por no clasificar en eliminatorias. Aún se recuerda la frustración por el empate 2 a 2 en cancha de Boca que dejó afuera a la Albiceleste de México 70. Pero los peruanos siempre fueron un hueso duro de roer para la selección. En 1985, un gol agónico de Daniel Pasarella para un angustioso empate en 2 llevó a la Argentina a México 86, cuyo Mundial ganaría con un genial Diego Maradona. Y en la eliminatoria a Sudáfrica 2010, otro tanto postrero, esta vez de Martín Palermo, encaminó el torneo en el triunfo 2 a 1 en tiempo de descuento. Y después de Perú, la difícil altura de Quito. 

La Roja decepciona

“Chile no estuvo a la altura”, era la frase más repetida por los hinchas y parte de la prensa del país austral, tras la derrota que sufrió la selección ante Bolivia 1-0, que la dejó con un pie afuera del Mundial. Luego de la dolorosa caída ante Paraguay 0-3 de local, la escuadra chilena necesitaba sumar puntos en la altura de La Paz, pero terminó de la peor manera: dos derrotas consecutivas y sexta en la tabla, fuera de la zona de clasificación y solo con posibilidad de optar al cuarto puesto o bien al repechaje.

Como tantas otras veces, los chilenos han comenzado a sacar la calculadora y a realizar sumas desesperadas para ver si alcanza para ir al Mundial, el tercero consecutivo al que aspira la selección de la estrella solitaria. Pero para que ello ocurra, la Roja no solo debe vencer a Ecuador el próximo 5 de octubre en el Estadio Monumental de Santiago, sino que también tiene que lograr un triunfo, o al menos un empate, ante Brasil de visita.

En Chile se calcula que sumando los 6 puntos en las últimas dos fechas de las eliminatorias alcanzaría para sacar pasajes a Rusia, ya que sumaría 29 puntos. No obstante, también depende de la performance de sus rivales directos: Argentina, Perú y Colombia. Los cálculos son que Ecuador ya quedó eliminado, por lo que la selección chilena debe asegurar esos 3 puntos en Santiago. Y de ahí esperar un empate entre Argentina y Perú, que se enfrentan en Buenos Aires. Se da por descontado que Brasil ya está clasificado, al igual que Uruguay.

Sin embargo, a pesar de las dos derrotas en estas fechas eliminatorias, la sensación es que aún hay posibilidades de clasificar. Eso sí, lo que más preocupa es el bajo nivel exhibido ante Paraguay y ante Bolivia. De hecho, han vuelto a aparecer todos los fantasmas del pasado, como cuando Chile quedó fuera de los mundiales de 1986, 1990, 2002 y 2006. Incluso, ya se instaló el debate de si se está en presencia del final de la llamada ‘Generación de Oro’ del fútbol chileno, que hizo historia al ganar dos Copa América e ir a dos mundiales de manera consecutiva, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Ayer, el árbitro colombiano Wilmar Roldán aclaró a la prensa chilena que no le exhibió tarjeta amarilla a Alexis Sánchez, por lo que el delantero del Arsenal estará disponible para enfrentar a Ecuador. El lateral Jean Beausejour sí está descartado.

Pero volverían Charles Aránguiz y Gonzalo Jara, ambos suspendidos por acumulación de tarjetas amarillas. Pero tanto en Santiago como en La Paz, la escuadra de Juan Antonio Pizzi mostró un juego débil, sin chispa, sin profundidad, con Alexis Sánchez y Arturo Vidal como los puntos más bajos, siendo que ambos figuran en lo más alto del seleccionado chileno.

Si en las encuestas de los sitios web deportivos chilenos apenas el 10% creía que la Roja no clasificaría a Rusia antes de disputarse el duelo con Paraguay, ese porcentaje aumentó a casi 40% tras el juego con los bolivianos. Preocupa también que Chile acumule cuatro partidos oficiales sin convertir en el arco rival. Además, las críticas apuntan al esquema de Pizzi, de quien se sostiene no supo leer ni el partido con Paraguay ni lo ocurrido la tarde del martes con Bolivia. También se reprocha el bajo rendimiento del artillero Eduardo Vargas, solitario en el área y con una preocupante falta de gol.

Lo cierto es que los chilenos seguían masticando ayer la dura derrota y se mostraban incrédulos en cuanto a la posibilidad real de quedar fuera de Rusia. Es que esta Roja tiene mal acostumbrado al hincha con su extraordinaria exhibición de fútbol que ahora parece acabarse. (I)

El reto de Brasil y el DT Tite es mantener el nivel

La victoria ante Ecuador y el empate en Barranquilla ante Colombia le dieron a Brasil dos ensayos de alto vuelo en su camino al Mundial de Rusia 2018 como único clasificado por el momento para Rusia 2018. “Brasil puede igualar el récord de Argentina en eliminatorias si vence a Chile y Bolivia en las últimas  fechas”, destacó el diario Folha de Sao Paulo. Mientras el resto se lamenta y se prepara para hacer cuentas en busca de la clasificación, la mentalidad de Brasil es juntar experiencia y tiempos de trabajo y, si se puede, igualar el récord Albiceleste.

El equipo dirigido por Tite tiene 37 puntos y si vence los dos compromisos llegará a  43, con lo cual igualará la campaña récord que hizo Argentina en 2002. “Me gustó más el Brasil de hoy ante Colombia que el que venció a Ecuador en casa”, dijo Tite.  

El sitio Globoesporte se pregunta sobre el dilema de Tite para rodear a Philippe Coutinho, Gabriel Jesus y Neymar y el posible recambio de cara al Mundial. Seis partidos tendrá Brasil de preparación hasta Rusia. Sin embargo, pese a que todo es color de rosa en Brasil, el sitio Globoesporte escribió: “En las más poderosas selecciones del mundo, Alemania y España, hay naturalidad mayor a la hora de cambiar jugadores sin perder el nivel de juego y la capacidad goleadora”. Es que Tite no realiza muchos cambios y la prensa ahora le exige tener un plan B en caso de lesiones para llegar a Rusia 2018. El diario O Estado de Sao Paulo publicó que el entrenador debe cuidar a varios jugadores y no exponerlos ante Bolivia en la altura de La Paz. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: