×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4624

Los misiles explotan sobre Quinteros por fracaso de Ecuador en las Eliminatorias

| 13 de Septiembre de 2017 - 11:26

El descalabro de Ecuador en el clasificatorio sudamericano para el Mundial de Rusia-2018 llevó a la picota al técnico Gustavo Quinteros, sobre quien cae una incesante lluvia de misiles por no poder armar un equipo estable y sólido en tres años.

El reciente revés ante Perú, que dejó a la Tricolor octava con 20 puntos y con una escasa posibilidad de clasificar, llevó el martes a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) a destituir al 'Facha' Quinteros luego de que este se negó a renunciar.

"Absolutamente fue tardía (la salida del DT). Solo se explica por los costos que significaba la recesión del contrato porque eso tenía que ser pagado por la FEF y no tenía" recursos, dijo a la AFP el ecuatoriano Fernando Carrión, investigador sobre sociología del fútbol.

Desde el arranque del premundial sudamericano y durante 12 fechas (a excepción de la octava), Ecuador estuvo en zona de clasificación, incluso como líder en tres jornadas.

Pero 2017 fue fatal para el combinado ecuatoriano, que ahora está a cargo del estratega argentino Jorge Célico para el cierre de las Eliminatorias, en que jugará con Chile, el 5 de octubre, en Santiago, y ante Argentina, cinco días después en Quito.

- Triunfos por "inercia" -

Quinteros, argentino nacionalizado boliviano contratado en enero de 2015, acumuló desde marzo pasado cuatro caídas, entre ellas ante Colombia y Perú, en Quito, convertida en bastión por su altura a 2.850 metros sobre el nivel del mar.

El trabajo de tres timoneles colombianos en la escuadra desde 1999 -que le llevó las ediciones mundialistas de 2002, 2006 y 2014- posibilitó que por "inercia", según Carrión, Ecuador ganara en sus cuatro primeras presentaciones al mando del 'Facha'.

Luego la historia cambió. Quinteros, exseleccionador de Bolivia, apenas si consiguió dos triunfos, que junto a dos empates (uno en Quito) le permitieron cosechar 8 tantos, lo cual refleja que "esto fue absolutamente un fracaso", indicó el analista.

Añadió que Quinteros, que previamente condujo al popular Emelec de Guayaquil (suroeste), "no supo nunca jugar en la altura y eso le pasó factura a la selección" y que "se ancló demasiado en el equipo del cual venía y no entendió los recambios que debían producirse" en la plantilla.

"La crisis del fútbol ecuatoriano terminó por expresarse", sostuvo Carrión, anotando también que el entrenador careció de una buena relación con la dirigencia -a la que llegó a criticar-, los hinchas y la prensa, por lo que el "ambiente para él se convirtió absolutamente en insostenible".

- Por su boca muere el pez -

Hace algunos meses se filtró una conversación telefónica en la que Quinteros dice haber expresado a sus pupilos que "no mereceríamos ir a un Mundial con esta gente (dirigentes) que estamos laburando", haciendo alusión a la falta de "armonía" y un "ambiente de felicidad".

Polo Carrera, exdelantero y extécnico del combinado, coincide en que demoró la separación del 'Facha'. "Esto se debió haber realizado cuando hace declaraciones en contra de los dirigentes", manifestó.

Agregó que además hizo peso para el hundimiento el "mal escoger" de jugadores a lo largo del premundial, al alinear a futbolistas que "no estuvieron en su mejor nivel".

"El recambio tiene que ser total en el fútbol ecuatoriano, se han cometido muchos errores" desde los dirigentes hasta los jugadores, señaló a la AFP Carrera, quien militó con Alberto Spencer en el uruguayo Peñarol.

El exseleccionador nacional Carlos Sevilla manifestó a la AFP que se avizoraba la suerte que corre la Tricolor en el premundial porque "se venían cometiendo muchísimos errores que iban impactando al cuerpo técnico y a los jugadores" como el limitar recursos, lo que resultó "nefasto".

"La estructura del fútbol ecuatoriano necesita un cambio, necesita actualizarse con los cánones modernos que tiene el fútbol a nivel mundial", sostuvo.

La FEF expresó que Quinteros fue despedido tras ignorar un llamado en el que "se apelaba a su sensibilidad para dejarnos en libertad de llevar adelante el recambio que se impone en la selección". (D)