Jueves, 17 Noviembre 2016 00:00 Eliminatorias Rusia 2018

La 'Albiceleste' recurre al silencio para escapar de las críticas

Lionel Messi fue la figura de la selección argentina en el partido del martes pasado contra Colombia, en el estadio Bicentenario de San Juan.
Lionel Messi fue la figura de la selección argentina en el partido del martes pasado contra Colombia, en el estadio Bicentenario de San Juan. Foto: AFP

Lionel Messi anunció el martes que él y sus compañeros no hablarán con la prensa argentina en rechazo a los cuestionamientos de un sector del periodismo.

Marcelo Izquierdo, corresponsal en Argentina

Lionel Messi se enojó mucho y por partida doble. Con el juego timorato del seleccionado argentino y con la prensa. Y dijo basta. El resultado de ese enfado fue mágico y contundente: Messi 3 - Colombia 0.  Ahora, los argentinos pueden pasar un verano austral más tranquilo, aunque no escuchen hablar por un tiempo al astro y sus ‘partenaires’  con la prensa argentina, cansados de las críticas despiadadas y un rumor que cayó como un terremoto en el plantel albiceleste.

“Comunicamos que no vamos a hablar más con la prensa.  Ustedes deben saber por qué. Muchas acusaciones, muchas faltas de respeto y nunca dijimos nada. Pero la acusación que le hicieron al ‘Pocho’ (Ezequiel Lavezzi) es muy grave”, disparó Messi con precisión quirúrgica, la misma con que clavó un golazo de tiro libre a los 10 minutos del primer tiempo para el vital triunfo argentino.   

Tras el partido, Messi prendió el micrófono en una sala de prensa colmada de periodistas y rodeado por todo el plantel. Como líder y capitán del equipo tomó la palabra y no habló del show que había regalado unos minutos antes en el estadio Bicentenario de San Juan.  No hubo una sola mención a su enorme exhibición de talento, a ese espectáculo deslumbrante de regates, asistencias de gol y piques que enloquecieron a los colombianos. Solo habló de una sola cosa: la tensa relación de los futbolistas argentinos con la prensa local.      

Pero, ¿qué pasó con Lavezzi? El delantero del Hebei China Fortune, uno de los más queridos por el plantel y a la vez fuertemente cuestionado por la prensa austral, quedó en el ojo del huracán después de que un periodista lo acusó de fumar un ‘porro’ (cigarrillo de marihuana) en plena concentración antes del crucial partido frente a Colombia.  

El plantel venía acumulando bronca con un sector del periodismo. Algunas críticas despiadadas hacia Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Angel Di María se soportaban con bronca. Incluso Messi –el único capaz de llevar a la Albiceleste a tres finales consecutivas-  fue blanco de cuestionamientos. Algunos periodistas argentinos llegaron a decir que Messi le armaba el equipo al entrenador Edgardo Bauza y que solo se convocaban a los ‘amigos’ de la estrella del FC Barcelona.  Pero lo de Lavezzi fue la gota que rebosó el vaso.    

Todo comenzó con un tuit del periodista Gabriel Anello, de Radio Mitre:  “¿Lavezzi queda fuera del banco de suplentes por el porro que se fumó anoche en la concentración? Pregunto, solo pregunto”, escribió en dicha red social.  

Enseguida la noticia corrió por todo el país, horas antes del partido. Lavezzi le contestó en las redes sociales: “Comunico por este medio que voy a iniciar acciones legales contra Gabriel Anello por sus falsas declaraciones contra mi persona y  por los graves daños que han generado a mi familia y en el trabajo”, apuntó el atacante.  

Pero Anello contraatacó: “Lavezzi se fuma su segundo porro en la concentración y el “impresentable” es quien lo dice. Tenemos la selección y jugadores que merecemos”. La mecha estaba encendida.   

Lavezzi es uno de los futbolistas del seleccionado que más ha sufrido las críticas de la prensa. Se lo ha señalado que juega solo por ser amigo de Messi y por ser el ‘bufón’ del plantel por su personalidad muy extrovertida. Sin embargo, cada vez que jugó cumplió aceptablemente su rol. En el mundo se recuerda cuando en pleno Mundial de Brasil, en la victoria 3-2 ante Nigeria, bromeó arrojándole agua en la cara al técnico Alejandro Sabella mientras le daba indicaciones. Las críticas hacia Lavezzi provocaron que en las redes sociales se lo ridiculizara al extremo incluso con grabaciones apócrifas en las que un supuesto Messi comentaba que se había sentido muy mal por la goleada 0-3 sufrida ante Brasil, pero Lavezzi le levantó el ánimo contando ‘unos chistes buenísimos’ en el vestuario.

Anello subió ayer la apuesta: calificó de ‘cobardes’ a los jugadores de la selección y aseguró que le ‘encantaría’ encontrarse en los tribunales con Lavezzi para mostrarle ‘otras cosas suyas que sí son de la vida personal’ del jugador del Hebei China Fortune.   

El enojo de todo el plantel se palpa en sus caras. Pero los hinchas solo piensan en Messi.  Si juega el astro del FC Barcelona todo es más fácil. Con el importantísimo triunfo ‘Albiceleste’ sobre el combinado cafetero, Argentina volvió a zona de repechaje en las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Rusia 2018. Un verdadero alivio para los fanáticos que veían cómo se esfumaban sus sueños de alzar la Copa que se le escapó por muy poco en Brasil 2014 y en las Copas América de 2015 y 2016.   

Esta vez los hinchas argentinos no fueron hinchas, sino espectadores. Porque el estadio Bicentenario de San Juan se pareció más a un teatro donde una estrella brilla rodeada de 21 extras que acompañan sus pasos por la cancha.  Nadie en Argentina se engaña: el equipo jugó en general, mejor, un poco mejor tras la debacle ante Brasil (0 a 3 en Belo Horizonte). Pero no más que eso. Esta vez, como casi siempre, la diferencia fue Messi. (I)

------------------------------

Colombia sin creación y potencia ofensiva 

Colombia termina el año tomándose un ‘café tibio’: con una estridente derrota ante la Argentina del genial Lionel Messi (3-0), que la dejó por ahora fuera de Rusia-2018 y que desató una lluvia de críticas sobre el técnico José Pékerman.

El partido del martes frente a un  imparable Messi, que participó en los tres tantos de su equipo, dejó claro un problema que viene preocupando en Colombia desde hace varias fechas en la eliminatoria sudamericana: la falta de creación y potencia en el ataque.

Luego de un empate 0-0 ante Chile el jueves pasado en Barranquilla, precedido de un 2-2 ante Uruguay también en casa en octubre, Colombia termina el año igual que en 2015: perdiendo ante Argentina y fuera de la clasificación. “Lo mejor es que no se juega más y el próximo partido será en cuatro meses, tiempo para ver si los jugadores levantan su nivel y el DT se inventa algo para rescatar el ataque y lograr los puntos”, dijo en su columna de este miércoles Gabriel Meluk, editor de deportes del diario El Tiempo.

Con unos cuantos meses por delante, los analistas llaman a Pékerman a la reflexión y cruzan los dedos para que los jugadores más destacados encuentren mayor lucidez de cara al último tercio de la clasificatoria.

Así, el reconocido columnista de AS Colombia Hernán Peláez se lamentó por las más recientes actuaciones del combinado y escribió sobre las figuras que al juntarse en la selección no logran “nada de nada”. “Ni juego de conjunto y ni siquiera acciones individuales para destacar”, aseguró Peláez. (I)   

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Twitter

Google Adsense