Martes, 11 Octubre 2016 15:52 Eliminatorias Rusia 2018

Ecuador sigue en zona de clasificación directa

Enner (13) anotó los goles de la selección ante Bolivia.
Enner (13) anotó los goles de la selección ante Bolivia. Foto: AFP
Fanático Web

Énner Valencia fue la gran figura de Ecuador, ayer en el valioso empate que consiguió la Tricolor frente a Bolivia, en el estadio Hernando Siles, en La Paz. El delantero del Everton inglés, que tuvo que sortear un conflicto legal para viajar a la capital boliviana, marcó los dos tantos con los que la ‘Tri’ salvó un invicto de 19 años jugando en ese país.    

Los tantos de Valencia llegaron en momentos clave: a los 46 y 86 minutos. Gracias a este marcador la selección nacional suma 17 puntos y se mantiene en zona de clasificación al Mundial Rusia 2018.        

Aunque el resultado es bueno porque se suma, para la ‘Tri’ el partido tuvo un costo caro: sufrió la expulsión de Luis Caicedo por doble amarilla y no jugará ante Uruguay el próximo 10 de noviembre. Para ese compromiso, el técnico Gustavo Quinteros tampoco podrá contar con Cristian Ramírez, Arturo Mina y Énner Valencia, todos por acumulación de tarjetas amarillas.                     

Ecuador tuvo ayer un mal inicio. Le entregó la iniciativa a los locales y no pudo contener el vendaval boliviano de media cancha hacia adelante. A diferencia de lo que mostró el jueves pasado ante Chile, Jefferson Orejuela no cubrió su zona y fue superado por los volantes rivales. Eso hizo que Christian Noboa redoblara esfuerzo, que en principio fue improductivo porque no se bastó para cubrir todos los espacios.    

Bolivia salió al campo de juego a matar. Esa fue la orden que dio el estratega Ángel Guillermo Hoyos no solo en el camerino, sino también en los entrenamientos previos.
Así lo dijo en una rueda de prensa antes del partido.

“Si podemos hacer un gol en los primeros cinco minutos habremos empezado bien”, había advertido Hoyos, en un vaticinio de lo que sería su estrategia.         

El primer aviso llegó cuando apenas había transcurrido un minuto de juego. Walter Veizaga, delantero de 30 años del The Strongest, perdió una opción clara que erigió al arquero ecuatoriano Esteban Dreer como héroe prematuro de la ‘Tri’, debido a que le puso el pecho a dos remates a ‘quemarropa’. Hasta ese momento quedaba claro que Bolivia había salido a la cancha con la intención de ponerse en ventaja en los primeros minutos. Y tenía cómo hacerlo ya que Ecuador lucía incómodo e impreciso y sintió la superioridad física del local.   

El objetivo de Bolivia empezó a consumarse un minuto después de la advertencia de Veizaga. El delantero Pablo Escobar ejecutó un fuerte y colocado remate de media distancia que se metió por el ángulo superior, pese al esfuerzo de Dreer.

Así, este paraguayo nacionalizado boliviano, de 38 años, se convertía  en la figura del partido.

La defensa de Ecuador lo empezó a marcar más cerca, pero aun así Escobar se las ingenió para encontrar los espacios y generar peligro.  

A los 42 minutos, mostrando una habilidad innata, Escobar vulneró la marca de Arturo Mina, y Juan Carlos Paredes entró al área y definió solo frente al arco. Escobar fue la pesadilla de Ecuador en el primer tiempo y justificó una vez más su presencia en la selección boliviana, a la que llegó por méritos propios.

Escobar es el máximo goleador de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, récord que aún sigue vigente. Es el mayor artillero de The Strongest en torneos internacionales de la Conmebol, con 14 goles marcados (9 en Copa Libertadores y 5 en Copa Sudamericana). Es el máximo anotador de los Clásicos Paceños disputados entre The Strongest y Bolívar, con 20 goles marcados.    

Además, el año pasado fue el segundo jugador de mejor rendimiento en la Copa Libertadores 2015, según el ranking de la conocida página web Pasionfutbol.com. Ese mismo año fue catalogado por la prestigiosa revista World Soccer Magazine como uno de los 500 futbolistas más importantes del mundo aquel año.        

Hay una imagen que resume perfectamente el juego que mostró ayer Ecuador en el estadio Hernando Siles de La Paz: la ira de Antonio Valencia reclamándole a Cristian Ramírez que juegue al toque y no lance pelotazos al área.       

En el primer tiempo, la Tricolor no funcionó ni individual ni colectivamente. No hubo jugadas preparadas. Los ofensivos no se juntaron. No hubo toque cerca del arco rival. Nadie le puso pausa al juego y Ecuador cayó en el ritmo de Bolivia.  

En la etapa complementaria, Ecuador dio muestras de mejoría, y el gol de Énner Valencia, cuando transcurría un minuto hizo pensar que el partido iba a ser distinto, pero Bolivia defendía su ventaja y se olvidó de atacar. La salida de Escobar mermó la producción ofensiva de los bolivianos. Eso fue aprovechado por Ecuador.

Quinteros mandó a la cancha a Ángel Mena, Matías Oyola y Gabriel Achilier, quienes refrescaron las líneas de la ‘Tri’. Eso le dio más oxígeno al equipo para no desmayar y continuar atacando.

Justamente en uno de esos ataques, Valencia aprovechó un rebote que quedó en el área y venció al arquero Carlos Lampe. El Hernando Siles se quedó en silencio.

Mientras los jugadores ecuatorianos celebraban en el centro de la cancha, los bolivianos se recriminaban entre sí. En la zona técnica Hoyos miraba incrédulo el festejo Tricolor.

En la próxima fecha de las eliminatorias sudamericanas, que se disputará en noviembre, Ecuador visitará a Uruguay en el estadio Centenario y después recibirá a Venezuela en el olímpico Atahualpa. (I)  

Quinteros, con "bronca" porque el plan era sumar 6 puntos en esta doble fecha

A pesar del empate (2-2) Gustavo Quinteros no quedó totalmente conforme. Se mostró satisfecho con la forma en que sus   jugadores aplicaron los conceptos. “Nos vamos con bronca y angustia. Aunque el empate al final nos da ánimo, el esfuerzo no fue en vano”, analizó.      

En rueda de prensa, el técnico de la selección ecuatoriana reveló que tenían como objetivo ganar seis puntos de seis. “Sacar cuatro de seis tampoco está mal”, justificó.

El técnico argentino-boliviano recordó los malos partidos que realizó el conjunto tricolor en fechas pasadas y argumentó que eso fue producto del bajón futbolístico individual que tenían los seleccionados en sus respectivos clubes.   

En su explicación del cotejo, Quinteros destacó el juego que realizó su equipo en el segundo tiempo, donde tuvieron más “manos a mano” con el portero rival. Sobre los goles de Bolivia, dijo que fueron los únicos remates -durante el primer tiempo- que ingresaron por el ángulo del arco defendido por Esteban Dreer.

También aclaró algunos de los movimientos tácticos y los resultados que estos dieron. “El poner a Renato Ibarra por el costado (derecho) fue excelente. Incluso Antonio (Valencia) generó un par de acciones buenas”. El equipo tricolor terminó jugando sin Juan Carlos Paredes, por lo que Quinteros tuvo que realizar algunos movimientos para rearmar la defensa.

Tras ser consultado sobre un posible malestar de Christian Noboa al ser reemplazado, afirmó que no es algo que lo incomode ya que entiende las ganas de los jugadores por seguir en la cancha. “El técnico soy yo, el que decide soy yo. Los jugadores deben acatar mis decisiones”.

Para el próximo partido ante Uruguay, el DT deberá realizar cuatro variantes. (I)

Hoyos destacó el juego de la selección ecuatoriana, especialmente de Valencia

“Las lamentaciones no sirven porque hacen que te detengas”, con esta frase inició la rueda de prensa el DT de la selección de Bolivia, luego del empate (2-2) con Ecuador, en el estadio Hernando Siles de La Paz.

El estratega, que tomó el mando de la ‘Verde’ desde la fecha doble pasada, dijo que quedó contento con el desempeño de sus jugadores, ya que se enfrentó a un gran rival.

“Fue un partido de mucha intensidad, muy rápido. Los jugadores cumplieron lo que se les pidió y eso me deja tranquilo (...) Dios nos deparó esto (empate) y hay que asumirlo como una bendición, más no como una derrota”.

Durante su intervención el técnico de Bolivia destacó el juego de la Selección Ecuatoriana, en especial del volante Antonio Valencia. “Desde Jorge Comas (Argentina) no había visto otro jugador que lance centros así al andar -haciendo referencia al ‘Toño’”.

El entrenador señaló que los goles de Ecuador llegaron por errores propios. “No te puedes equivocar ante un gran equipo que en la mínima te genera una situación y te mete un gol”.

El punto de inflexión del partido, según dijo el DT, fue el temprano gol de Énner Valencia a los dos minutos del segundo tiempo, lo que no le permitió nunca acomodarse a sus jugadores.

“A muchos no les gustó el partido pero respeto su crítica porque el criterio en el fútbol es muy amplio”.

Sobre el final de la rueda de prensa Hoyos intentó explicar el funcionamiento de su equipo especialmente en el primer tiempo donde sometió a su rival con dos goles, pero fue varias veces interrumpido por los medios de prensa locales, quienes pedían otro tipo de respuesta.

Esta situación provocó la molestia del estratega de Bolivia que dejó la sala de prensa visiblemente enojado. (I)

Último partido en La Paz:

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Twitter

Google Adsense