La prefectura promueve los proyectos turísticos comunitarios en distintas zonas

Los rituales, el aroma a cacao y las aguas cristalinas en Napo atraen a los foráneos

- 30 de septiembre de 2017 - 00:00
Los paseos en canoas están entre las alternativas que se ofrece a los turistas que visiten la provincia amazónica para divertirse. Todos llevan chalecos salvavidas.
Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

En los cantones Chaco y Quijos, los visitantes más arriesgados y con espíritu aventurero.

Tena.-

Con 12.542 kilómetros cuadrados en su territorio, la provincia de Napo posee un 75% de áreas protegidas en la región amazónica que todavía están por descubrir en toda su magnitud, incluso por turistas y propios.

Este paraje, en las estribaciones orientales de la cordillera de los Andes, se presenta como un destino de naturaleza y cultura para que visitantes nacionales y foráneos acudan todo el año.

Allí, los turistas podrán disfrutar de cascadas como la Amarun Pakcha, asistir a rituales de Yachaks (prácticas con las cerbatanas), ceremonias chamánicas con la cosmovisión quichua o visitar su jardín botánico. Es costumbre que ecuatorianos y extranjeros no se vayan sin hacerse pintar en sus rostros rasgos de la cultura quichua, en los cuales se expresa su estética, pero también sus vivencias, costumbres y raíces.

Un privilegio para los visitantes es poder apreciar rasgos y figuras esculpidas en piedras volcánicas, un tesoro cultural que representa el pasado, como parte del senderismo a los petroglifos. También es un atractivo el paseo por el río Napo en canoa, lo mismo a motor que a remo; sin embargo, el carnaval es una de las fiestas más esperadas del año en la localidad.

La viceprefecta Marlene Chimbo aseguró a la Agencia Andes que el turismo comunitario se fortalece en esa región con la ruta del cacao y la del agua como dos productos de gran atractivo y con el valor añadido de conocer a sus habitantes, sus artesanías, su música y su cultura.

“Tenemos hermosas cascadas, a las personas que les gusta los deportes acuático y extremo: rafting, kayac, lo pueden encontrar en los cantones Chaco y Quijos”, señaló la funcionaria.

Napo, asegura, es una alternativa para emplear el tiempo libre y practicar estos deportes porque está rodeada de muchas reservas, con “aguas limpias y cristalinas”.

Ataviada con su traje típico, Chimbo señala que la ruta del cacao es el reflejo de una de las actividades más importantes de sus pobladores. Una evidencia de ello es el

‘Jardín del Cacao’, en el cantón Carlos Julio Arosemena, también en Archidona y Tena. “El turismo puede conocer todos los pasos de un productor desde el momento que siembra hasta la cosecha y cómo se procesa el chocolate hasta que llega al consumo”, indicó.

Santa Rita es una pequeña comunidad que recibe cada vez a más visitantes. Se le conoce también como ‘El Pueblo del Cacao y Chocolate’, que también produce el cacao y la bebida guayusa, elaborada de una planta del mismo nombre.

Chimbo señala que en ese territorio amazónico se ha fortalecido el turismo comunitario desde el Gobierno Autónomo Descentralizado.

Ello redunda en la unión de sus pobladores en torno a varios emprendimientos de este tipo, con los que pueden difundir su cultura, mantenerla viva y obtener réditos económicos.

No solo la belleza natural de este enclave amazónico es uno de los atractivos de Napo y los deportes que proporcionan diversión y adrenalina, sino también su gastronomía típica que se une al conjunto que se oferta como producto turístico.

“Creemos que ahora tenemos la capacidad suficiente para recibir a foráneos no solamente locales de la provincia de Napo, sino a turistas a nivel nacional o internacional”, expone.

Una tienda en el centro comercial CCI, en Quito, denominada ‘Napu Marka’, promociona a Napo con la comercialización de los productos que elaboran sus habitantes.

Jabones, artesanías, chocolates y bebidas, permiten un acercamiento a cómo viven y qué hacen quienes habitan en medio de la naturaleza. Estos pueden ser adquiridos en la tienda ‘Napu Marka’, en el centro comercial Iñaquito, en Quito.

En sí, estos productos son elaborados casi al 100% de los elementos que a ellos los rodean, con un alto contenido natural.

Mientras, los interesados en conocer qué ofrece esa provincia ecuatoriana, pueden visitar el sitio www.napotudestino.com, donde recibirán información y podrán orientarse hacia dónde ir en su próximo descanso.

“Napo es un lugar muy hermoso,  donde usted recibirá una tranquilidad y el contacto directo con la naturaleza y el entorno. Es un lugar maravilloso que le va a gustar”, manifestó la viceprefecta.

Asegura que las vías están en buen estado y desde la capital es una buena elección para vacacionar. (I)

Los chapuzones en familia o entre amigos en las lagunas formadas por cascadas atraen a ciudadanos ecuatorianos y a extranjeros. Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: