Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Regional Norte

El negocio empezó hace 20 años como una tienda de betamax

Los helados fritos o 'con piquete', una innovación de los ibarreños

En el negocio Amigo Xpress, ubicado en la calle Bolívar, se puede tomar un café, consumir un helado y comprar una película o un cómic.
En el negocio Amigo Xpress, ubicado en la calle Bolívar, se puede tomar un café, consumir un helado y comprar una película o un cómic. Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Hace tiempo este postre abandonó el cucurucho o la copa de cristal, ahora se prepara en waffles, en hamburguesa o con sabor al licor de su elección.

Rut Melo

Se creía que la hegemonía del famoso y tradicional helado de paila no iba a cambiar en la ciudad de Ibarra, hasta que se pusieron en marcha las tendencias más sorprendentes en la elaboración de este postre. Los ingredientes nuevos dieron paso a la rareza, al preparado con espectáculo y a la combinación de sabores.

Entrar a un local y pedir un helado con sabor a cerveza acompañado de una hamburguesa fría es posible en Ibarra. El negocio Amigo Xpress, ubicado en la calle Bolívar, entre Oviedo y Flores (centro de la ciudad), prepara toda clase de sabores de helado, desde los tradicionales —vainilla, chocolate y mora— hasta los más extraños —mojito, norteño, whisky, vodka, tequila, cerveza y puntas—. Aquí el visitante puede entrar y pedir un waffle con forma de Darth Vader, Mickey Mouse o el personaje que quiera, eso sí, en su interior encontrará un delicioso helado.

Antonio López, gerente del lugar, señala que hace más de 20 años abrió este negocio como un local de Betamax y VHS, pero hace 5 años decidió innovar e implementar el servicio de cafetería y heladería. “Siempre hemos tenido el lema ‘innovar o morir’, ponernos a competir con los tradicionales helados de paila era morir. Así que decidimos vender helados de yogur, crema y licor, pero además sacamos los waffles de helado, la hamburguesa fría y el helado frito”.

Desde entonces, la elaboración de estos postres se ha convertido  en un espectáculo dentro del negocio. Observar cómo una bola de helado artesanal, recubierta por una capa de bizcocho, huevo y harina, es arrojada en una paila llena de aceite para que se fría, es impresionante.

Ante la mirada atónita de los comensales, el postre se coloca en un plato y se lo baña con chocolate o dulce de cereza. “Bastan veinte segundos y se logra un helado diferente, crujiente en el exterior y cremoso en el interior”, señaló López.

Según Pablo Espinosa, uno de los comensales, ofrecer helados de licor, mezcla lo mejor de 2 mundos: las bebidas y los postres. Entre risas, este visitante señala que don Antonio hace magia con los ingredientes y asegura que después de probarlos, será difícil no regresar.

El sabor más solicitado en Amigo Xpress es el vodkacream (helado de crema, fresa y vodka). Le siguen el 100% imbabureño (helado de crema, durazno y norteño) y el fresapisco (helado de fresa con pisco).

“Vale decir que el porcentaje de licor en cada copita de helado es mínimo, así que toda la familia lo puede disfrutar”, indicó Francisco López, la segunda generación del negocio.

La hamburguesa fría es otro de los productos solicitados. Se trata de un helado de chocolate entre 2 panes dulces, del que chorrea salsa roja, amarilla y verde que simula ser kétchup, queso y lechuga.

En este lugar pueden compartir entre amigos y familia. “Si quiere tomarse un café, chuparse un helado, comprar una película o una figura de anime, lo puede hacer aquí”, dijo Francisco. El establecimiento está abierto de lunes a domingo, de 10:00 a 19:00. Los helados al licor cuestan $ 1 la copa sencilla. (I)

----------------------

Víctor Núñez maneja hace 20 años el negocio Ana Núñez, Dulce Tradición

El arrope y la nogada, una tradición gastronómica que cambia su sabor

Una de las primeras golosinas que se elaboraron en Ibarra fue el arrope de mora, como sustituto de la miel o la caña de azúcar. Preparado con mora, azúcar o panela, agua y ácido cítrico, se sirve como un postre que acompaña la repostería, la panadería, a las ensaladas de frutas y a los batidos.

Dentro de las golosinas tradicionales también se encuentran las nogadas, realizadas con trozos de tocte (frutos de nogal), azúcar y claras de huevo, y que se empacan en cajitas redondas de madera.

Según Víctor Núñez, gerente del establecimiento Ana de Núñez, Dulce Tradición, dentro de la ciudad, especialmente cerca de la Plaza la Merced, se puede encontrar una serie de locales, tiendas y negocios que expenden estos dulces. Las nogadas y el arrope se han convertido en parte fundamental de los atractivos que tiene la ciudad de Ibarra.

Los locales donde se venden reciben a diario a miles de turistas nacionales y extranjeros que disfrutan de estas golosinas muy características de la zona. “Estos productos son la cédula de identidad de la ciudad, porque todo el mundo conoce que aquí se producen las mejores nogadas y arropes de mora”, indicó.

El negocio —señala Víctor—comenzó hace 25 años en un local pequeño ubicado en el parque La Merced, frente a la iglesia. Luego, se trasladó a los portales del cuartel y finalmente se situaron en un local en la calle Olmedo.

A partir de 2013, este emprendedor y su familia comenzaron a sacar otros sabores e innovaron las presentaciones de cada producto.

Tradicionalmente los sabores eran pocos: el arrope era de mora y la nogada era blanca y de panela. Actualmente, este negocio ofrece 6 sabores de arrope: maracuyá, piña, uvilla, fresa, tamarindo y mango; además, nogadas de coco, chocolate y café.

“Los 2 productos (arrope de mora y nogadas) son hechos manualmente y con ingredientes naturales, no se utilizan sustancias artificiales ni químicas, en la producción”, señaló

El próximo paso de este emprendedor será exportar el arrope y las nogadas a mercados internacionales como Estados Unidos y España. “Lo principal es potenciar la comercialización de productos no tradicionales elaborados en el Ecuador al exterior, y poner al alcance del consumidor estos sabores originales”, dijo Núñez. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense