Sábado, 02 Septiembre 2017 00:00 Regional Norte

Los ahorros para los clientes llegan hasta el 15%

Los comerciantes de Tulcán se unen para atraer compradores

Álvaro Mantilla, comerciantes de útiles escolares de Tulcán, trabaja en la activación económica de esa ciudad.
Álvaro Mantilla, comerciantes de útiles escolares de Tulcán, trabaja en la activación económica de esa ciudad. Foto: Lucy Jiménez / EL TELÉGRAFO

Las papelerías, los vendedores de calzado y las costureras se esfuerzan por mantener precios competitivos.

Lucy Jiménez

Tulcán.-

La devaluación del peso colombiano frente al dólar atrae a los compradores ecuatorianos hacia las ciudades fronterizas con Colombia, en especial en épocas como el inicio del período escolar, Navidad o fin de año.

Desde el pasado feriado del 10 de agosto, nuevamente se evidencian largas filas en el puente internacional de Rumichaca, aunque no como en años pasados.

El quiteño Johnny Lima aprovechó sus vacaciones y viajó hasta la ciudad de Ipiales, en Colombia, para adquirir las listas de útiles de sus dos hijas. Al momento de cancelar en caja el valor de la compra, el ecuatoriano notó que los valores de los materiales didácticos eran similares a los que se promocionan en Ecuador.

Mientras que Fernando Cruz, de la ciudad de Ibarra, comentó que hay una diferencia de $ 3 en cada cuaderno. Para el ciudadano imbabureño aún es rentable viajar a Colombia.

En vista de esta salida de divisas, en Tulcán, los propietarios de 20 papelerías, por segundo año consecutivo, se unieron para en la época escolar hacerle frente a la crisis económica.

La iniciativa busca establecer una lista única de precios de los útiles escolares para reactivar la economía en esta parte del país y evitar que los padres de familia crucen la frontera.

Álvaro Mantilla, propietario de la papelería Mantilla, indicó que el 70% de este tipo de negocios está unido. Recordó que en 2016 se integraron 16 establecimientos y que esta organización ha permitido obtener resultados nunca antes vistos.

“Llegaron ciudadanos del interior del país pasaron a Ipiales, pero regresaron a comparar la lista de útiles en nuestros locales porque constataron que allá les costaba más”, cuenta Mantilla.

Álvaro Prado, propietario de Papelería España, manifestó que su local ya está abasteciéndose de artículos de papelería. Reconoce que incluso —este año— los precios disminuyeron entre 10% y 15% en la mayoría de útiles, debido a que se redujo el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 14% al 12% y se retiraron las salvaguardias.

El comerciante explica que comprar en Tulcán es una ventaja para los ecuatorianos, porque todos los locales entregan facturas y eso permite reducir el pago del impuesto a la renta, al final del año.

Miroslava Portilla, de la Papelería Ecuatoriana, aseguró que no hay motivos para ir a Colombia, porque los útiles escolares nacionales son garantizados.

Nelly Irúa, madre de familia, es parte de los tulcaneños que prefieren comparar los materiales escolares en la capital de la provincia de Carchi, porque la atención es personalizada y porque además considera que es necesario ser solidarios con los compatriotas en tiempos de crisis.

Igualmente, los talleres de confección de uniformes, tiendas de calzado y otros establecimientos están listos con la mercadería para el nuevo período escolar.

El objetivo de estos grupos de comerciantes es reactivar el comercio en esa ciudad del norte del país. Todos los ciudadanos consultados coinciden en que al motivar que los ecuatorianos viajen hasta Tulcán para comprar los útiles despiertan también otros negocios, como el hotelero y los restaurantes.

Uniformes gratuitos

Pese a que el Gobierno Nacional  entrega de forma gratuita uniformes a los alumnos de inicial en el sector urbano, a niños y jóvenes de todos los establecimientos de educación especial así como a los del sector rural de primero a tercero de bachillerato, para los estudiantes que no son parte de este programa hay establecimientos de confección de las prendas.

Blanca Lucero, propietaria de Confecciones Andy,  sostuvo que los uniformes también bajaron de precio, porque considera que la crisis económica aún persiste en la provincia fronteriza. Por ejemplo, explica que hay uniformes que costaban $ 45 y se los redujo a $ 43, en otros hay descuentos especiales y ofrecen facilidades de pago a los residentes de la zona.

En cambio, Gustavo Sandoval, quien tiene un local de calzado en el centro comercial Jardín del Norte, manifestó que los precios se mantienen iguales a los del año pasado. Detalló que los zapatos de cuero para dama tienen un valor de $ 26, mientras que el deportivo en cuero  cuesta $ 30 o $ 32. “La idea es mantener los costos para que la gente pueda adquirir su calzado en Tulcán”, añadió.

De esta manera, las 20 papelerías unidas, los sastres y las costureras y los comerciantes de calzado se esfuerzan para que los ciudadanos de provincias como Pichincha, Imbabura, Cotopaxi e incluso Tungurahua se movilicen hasta Tulcán para comprar estos productos antes del inicio de clases.

Álvaro Mantilla insiste en que otros negocios como los de turismo también se unan y oferten con una lista única de precios. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Google Adsense

Google Adsense