Sábado, 05 Noviembre 2016 00:00 Regional Norte

La laguna de Yahuarcocha sigue sometida a una sobreutilización comercial y turística

Los negocios para el alquiler de lanchas y botes aumentaron en los últimos 10 años. El principal atractivo es aproximarse a los totorales donde anidan las aves de la zona como garzas, patos y otros.
Los negocios para el alquiler de lanchas y botes aumentaron en los últimos 10 años. El principal atractivo es aproximarse a los totorales donde anidan las aves de la zona como garzas, patos y otros. Foto: José Miguel Castillo / El Telégrafo

El Plan de Manejo Integral necesita de financiamiento y actualización. Las acciones municipales no son suficientes. Unas 20 mil personas ingresan semanalmente a esta zona natural a 3 km de Ibarra.

José Miguel Castillo

Hace 7 años se prendieron las alertas en Ibarra a propósito de la sobre utilización de la laguna Yahuarcocha, tanto para el turismo como para el riego agrícola y el comercio formal e informal.

En la actualidad este panorama no es diferente y la Municipalidad espera financiar el Plan de Manejo Integral de la Laguna, cuyo costo es de $ 3,5 millones. Fue presentado en 2012 por la Universidad Técnica del Norte (UTN) y se esperaba su aplicación hasta 2017.

La laguna es el principal atractivo de la capital imbabureña para miles de visitantes locales y de otras provincias. Está ubicada a 3 kilómetros del centro urbano a una altura de 2.190 m s.n.m. Según Iván Ponce, gerente de la Compañía de Economía Mixta Yahuarcocha (CEMY), cada día ingresa un promedio de 100 vehículos particulares, sin contabilizar a los buses de transporte urbano, taxis y carros de los habitantes de El Priorato y San Miguel.

Los fines de semana y feriados la afluencia aumenta, ya que entran unos 1.600 automotores con un promedio de 5 personas por auto. Es decir que alrededor de 8 mil visitantes llegan a ese lugar utilizando este medio de locomoción.

Sin embargo, otras personas llegan en buses, bicicletas o caminando. A ellos se suman los propietarios y ayudantes de 150 locales de comidas, decenas de comerciantes informales y vendedores de artesanías. Además, administradores de juegos mecánicos, ‘gusanitos’ motorizados y de lanchas, y los propietarios de restaurantes, hosterías y hoteles. Por eso, estimaciones municipales cifran que unas 20 mil personas acuden a Yahuarcocha cada semana para recrearse, caminar, acampar, hacer deporte o comer.

El plato tradicional es la tilapia frita con papas y ensalada. Cada mes se preparan más de 80 toneladas de este pescado, según el Cabildo.

Gladys Alba, vicepresidenta de la Asociación de Comidas San Miguel de Yahuarcocha, explica que esta organización fue fundada hace 25 años y cuenta con 22 socios. “Ofrecemos además de la tilapia frita, empanadas rellenas con queso y plátano y chochos con tostado. El plato cuesta entre $ 2,50 y $ 5. Cuidamos nuestro entorno clasificando los desechos orgánicos e inorgánicos. El Municipio nos colabora con camiones recolectores y personal. El día de aseo es el lunes”.

Yahuarcocha tiene un espejo de agua de 257 hectáreas con un perímetro de 7.970 metros y una profundidad máxima de 8 metros. Para Dayana Albán, directora de Gestión Ambiental del Municipio, se han tomado acciones necesarias para recuperar la laguna.

“Técnicos del Instituto Nacional de Pesca y de la UTN nos están apoyando con el monitoreo de la calidad del agua y de todo el ecosistema que es muy frágil”.

También limpian los afluentes y los totorales. El comercio se ha incrementado mucho en los últimos años. “Nos reuniremos este año con las instituciones involucradas para decidir las acciones inmediatas y presupuestar esos trabajos. El plan de manejo debe actualizarse”, acotó.

La gran afluencia turística influyó para que se construyera una compañía de Bomberos hace una década. Según Fabián López, comandante, aseguró que antes tenía un promedio de 10 muertos por año. “Contamos con guardias de 5 personas por turno, canes, una moto acuática y 2 lanchas”. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense