Manuel Casanova apela resolución

Concejales de Quinindé insisten en la destitución del alcalde

- 18 de enero de 2017 - 00:00
Decenas de ciudadanos gritaban ayer consignas en contra del burgomaestre del cantón esmeraldeño. El Alcalde los desestimó como personas pagadas por los ediles de oposición.
Foto: El Telégrafo

Quinindé.-

Seis concejales del cantón Quinindé se tomaron ayer el edificio de la Municipalidad de la jurisdicción esmeraldeña para exigir la salida del alcalde Manuel Casanova.

Los ediles insisten en que hay una resolución de la Corte Provincial de Justicia de Esmeraldas que avala la destitución del burgomaestre. Sin embargo, Casanova se quejó de que los concejales actúan de manera arbitraria “ignorando que toda resolución de primera instancia es apelable”.

Casanova apeló la resolución de la Corte y presentó un recurso ante el Tribunal Contencioso Electoral de Portoviejo, al que le consultó si lo actuado por los ediles era legal o no, pues, explicó, la sesión en la que se lo destituyó se cumplió sin convocar al secretario municipal ni al alcalde involucrado.

Ayer, decenas de personas se apostaron en las afueras del Municipio en apoyo a los concejales que piden la salida de Casanova; no obstante, el burgomaestre restó importancia, porque -según él- es gente pagada.

Luego de los incidentes de ayer, Ángel Torres, concejal de Alianza PAIS, asumió las funciones de alcalde, por lo que Manuel Casanova adelantó que volverá a presentar una denuncia por usurpación de funciones en contra del funcionario, como ya lo hizo en meses anteriores por incidentes similares.

El Concejo Cantonal de Quinindé inició funciones con cinco ediles de Alianza PAIS, tres de Avanza y uno del MPD, por lo que las fuerzas estaban equilibradas. Sin embargo, dos concejales de PAIS se unieron al grupo de oposición para destituir a Casanova. Ángel Torres, quien ayer asumió el cargo, defendió la actuación de los concejales y dijo que lo nombraron como alcalde subrogante hasta que el titular resuelva su situación legal.

Pasadas las 12:00 de ayer, la situación en el centro de Quinindé volvió a la normalidad, los ciudadanos que gritaron consignas contra el alcalde se retiraron, pero el cordón policial se mantuvo en los alrededores del Municipio para impedir desmanes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: