Sábado, 30 Septiembre 2017 00:00 Regional Norte

El valor promedio de un par de zapatos es de $ 80

Artículos de cuero llevan el apellido Sandoval

Fausto Sandoval elabora a mano las suelas que son utilizadas en los calzados que a diario fabrica.
Fausto Sandoval elabora a mano las suelas que son utilizadas en los calzados que a diario fabrica. Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

Fausto, de origen cayambeño, comenzó a trabajar con el cuero hace 36 años, cuando llegó a Cotacachi (Imbabura).

Verónica Naranjo Hidalgo

Cotacachi.-

El ruido de las máquinas que cosen y cortan el cuero no cesa en el taller de Fausto Sandoval, un cayambeño que desde hace 36 años llegó al cantón Cotacachi (Imbabura), para emprender su negocio con artículos de este material.

Comenzó en un pequeño local ubicado en el centro del poblado y con 2 pares de botas, que las hizo para probar fortuna. “No imaginé que iba a tener mucha acogida en la gente. Mi primer pedido fue de 20 pares”, recordó este artesano, quien gracias a este oficio solventó los estudios de sus 4 hijos.

En su taller, las paredes están decoradas por piezas y moldes que dan forma a los más de 300 pares de zapatos que mensualmente elabora.

Los moldes están confeccionados en cartón duro que lleva numeración y ajustados con una piola para no confundirlos con el resto.

Los modelos surgen de la imaginación y otros son sugeridos por los fieles clientes que siempre regresan en busca de un nuevo par de botas.

Aunque el costo de un par de zapatos supera los $ 80, existe demanda del producto que es confeccionado de forma manual en el taller que ocupa la última planta del edificio en el que el apellido Sandoval resalta en un fondo rojo.

“Nosotros elaboramos la suela en forma manual y se puede ver fácilmente la hechura que es diferente a las que ya vienen procesadas y listas para adaptarse al calzado”, relató.

Aunque ese proceso los hace diferentes a otros artesanos del sector, de a poco ingresan también en el campo de la confección con suelas ya listas.
“Hay clientes que quieren un buen producto con precios más accesibles y ese sector no podemos desperdiciar”, aclaró.

Pero lo que sí mantienen es la calidad con la que trabajan sobre el cuero. Están pendientes de disimular al máximo las imperfecciones con las que llega la materia prima desde Ambato.

Precisamente ese es el lugar que visita con frecuencia para abastecerse de todos los implementos que requiere para confeccionar un par de zapatos que pueden ser personalizados a gusto del cliente.

“Si tengo todos los implementos puedo fabricar en un mismo día los zapatos, de lo contrario tardan hasta 2 semanas y de ese tiempo no pasa porque es nuestra garantía de cumplimiento”, dijo.

Al momento en su pequeña planta laboran 10 personas que dan forma al calzado y cumplen rigurosamente con los procesos establecidos para que el cliente salga satisfecho. “El objetivo es que los compradores no tengan una sola queja del producto final que reciben porque esa es nuestra carta de garantía para que regresen”, expresó.

En los primeros años surtía de zapatos y botas a otras tiendas, pero al momento solo elabora los que expende en su propio local del centro de Cotacachi. Allá llegan sus clientes más fieles y algunos extranjeros que saben de su habilidad para confeccionar calzados sobre medida.

Ahora cuenta con la colaboración de sus hijos en técnicas de marketing y ventas que ayudan a mantener el negocio. “Creemos que la combinación de juventud y experiencia nos permite seguir en el negocio”. (I)

Los clientes tienen la posibilidad de elegir distintos modelos y colores en el taller del artesano nacido en Cayambe. Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

DATOS

Cotachi, en Imbabura, es famosa porque sus habitantes se dedican, en su mayoría, a la confección de artículos de cuero. Chompas y zapatos se exhiben en varios almacenes.

Las fábricas de curtiembre, donde se transforman las pieles del ganado en cuero, están asentadas mayoritariamente en Ambato, donde existen espacios especializados.

El cantón se asienta en las faldas del volcán del mismo nombre. Es el más extenso de la provincia de Imbabura. En el 2000 fue declarado “cantón ecológico”, por la Reserva Ecológica Cotacachi Cayapas. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense