Miércoles, 05 Octubre 2016 00:00 Editoriales

Un plebiscito con un ausentismo del 63% lo desligitima y anula

Editoriales

Hay dos experiencias que obligan a pensar hasta dónde la participación democrática de los ciudadanos da lugar a procesos legítimos. El uno ocurrió en Gran Bretaña cuando se produjo el llamado Brexit; el otro acaba de suceder en Colombia. En los dos casos el nivel de ausentismo fue alto, pero el de nuestro país vecino muy alarmante.

Muchos dirán que así son las reglas del juego. Y sí, desde lo legal tienen razón: ¿cómo explicar que menos del 20% de los sufragantes sea quien decida por el 80% restante? Mucho más si la diferencia entre quienes están a favor y están en contra no supera ni siquiera el 1% de los votos. Quizá sea hora de pensar en otros modos de decidir temas que acarrean graves consecuencias para la mayoría si son muy pocos los sufragantes y muy corta la diferencia del resultado.

Otro tema para pensar y poder procesar los fenómenos políticos es el nivel de compromiso de la ciudadanía con su destino. Mucho más, como en el caso de Colombia, donde no se disputan candidatos o cargos sino la vida de su población y hasta el desarrollo de toda una República. (O)

ENLACE CORTO