Domingo, 22 Enero 2017 00:00 Editoriales

Trump cambia a Luther King por Churchill. ¿Qué significa?

Editoriales

El poder no solo son nombres o programas de gobierno, también se expresa a través de símbolos. Una sociedad tan mediática como la estadounidense, donde cada detalle es un insumo para hacer sociología extendida, tiene ya a Donald Trump como su presidente y como centro de atracción viral.

Apenas se instaló en el Salón Oval de la Casa Blanca, tomó acciones de fondo y de forma. O sea, emitió mensajes y símbolos de poder.

Por ejemplo, firmó su primera orden ejecutiva para derogar ObamaCare, el programa de salud pública creado por su antecesor para proteger a un amplio sector de la población, cuando EE.UU. atravesaba —o atraviesa— una recesión económica y un profundo repliegue productivo.

A su vez, antes de ocupar la silla presidencial, hizo remodelar la oficina. Ahí hubo un detalle simbólico: reemplazó el busto del líder del movimiento por los derechos civiles, Martin Luther King, para poner el de Winston Churchill, ex primer ministro británico. Ese busto, donado por Reino Unido en la era de George W. Bush, es símbolo de hermandad.

Así, poco a poco, va quedando clara la visión que Trump tiene de su propia sociedad, de las amistades que privilegia, de los intereses que defiende. No en vano, el planeta está inquieto con el nuevo inquilino de la Casa Blanca. (O)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET