Que Yachay Tech sea otra vez el sueño de todos los ecuatorianos

| 13 de Septiembre de 2017 - 00:00

Laboratorios incompletos, obras paralizadas o a medio terminar fue lo que encontró ayer el presidente Lenín Moreno durante su visita al proyecto Yachay. Algunas construcciones están paralizadas desde 2015; en cinco edificios, donde debían funcionar aulas y laboratorios, vigas y columnas no soportan el peso de las losas.

Ubicado en Urcuquí, provincia de Imbabura, el proyecto es considerado un ícono en materia científica y tecnológica de los últimos 10 años, pero registra un estancamiento. Existe una estructura orgánica sobredimensionada con 746 servidores, poca presencia del personal en territorio y un costo anual de $ 13,59 millones.

En su visita, Lenín Moreno dijo que pensaba encontrarse con una universidad llena de laboratorios, pero se ha prestado más atención al tema de construcción de edificios. Dirigiéndose a los estudiantes, manifestó que las cosas materiales se pueden solucionar; y les ofreció “hacer de Yachay aquello que fue el sueño”. (O)