Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Editoriales

Que la paz, como valor supremo, oriente la voluntad de Colombia

Editoriales

Mañana será un día clave para la historia de Colombia. Si la mayoría de la población apoya el proceso de paz y la firma de los acuerdos de su gobierno con las FARC se abrirá una nueva etapa cargada de retos y complejidades para el desarrollo social y político. Si decide lo contrario, será volver al pasado de violencia cruel que solo ha beneficiado a los guerreristas, a los fabricantes de armas y a esos políticos sedientos de sangre y de venganza.

La paz es un valor supremo y, a la vez, la búsqueda de otros horizontes sin el peso ni el agobio del miedo. Para Ecuador es vital la decisión que se tomará mañana. A partir de ahí habrá que pensar en otro contexto político, económico, militar y hasta turístico para las dos naciones. Es, sin duda, una gran oportunidad que ya se ha cimentado con los gabinetes y citas presidenciales binacionales.

Pero además será una bocanada de esperanza para decenas de miles de refugiados que encontraron hospitalidad en nuestra geografía. Por lo tanto, mañana será un día clave y, de ganar el Sí, se abrirá otra página para la historia de América Latina y, con ello, otros retos mayores. (O)

ENLACE CORTO

Twitter

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense