Domingo, 30 Octubre 2016 00:00 Editoriales

¿Por qué nuestros alcaldes no hablan de Hábitat III?

Editoriales

El mensaje de la cumbre de las urbes fue claro: Alcaldes, pónganse a trabajar sin freno y con toda la sabiduría del caso. No fue: Maquillen las ciudades. Al contrario, la agenda de Hábitat III coloca a los administradores de las principales ciudades del mundo en el rol protagónico para impulsar varios procesos, el principal: crear las condiciones para una vida digna. En Ecuador no hay un debate a partir de las conclusiones del mayor evento mundial reunido en Quito.

Apenas se clausuró, nuestros alcaldes pasaron a lo de siempre. Dirán que hicieron declaraciones de prensa y todo lo demás, pero no les han dicho a sus habitantes cómo van a implementar la decisión suprema de crear ciudades para que existan viviendas dignas, espacios verdes y saludables, agua, calidad de vida y, sobre todo, planificación sustentable.

Si fuimos los anfitriones y tenemos a nuestra capital como referente y a las ciudades más pobladas con varios problemas estructurales, no estaría de más que los alcaldes nos inviten a un debate mucho más sensato y responsable, y de ese modo armonizar los acuerdos de Hábitat III con nuestras expectativas, retos e ilusiones.

¿No será que la novelería nos arropa de nuevo? Si cada uno de los acuerdos, suscrito por decenas de miles de personas en Quito este mes que termina, se hace parte de la vida cotidiana de nuestros alcaldes, tienen trabajo para largo. Y del bueno. (O)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense