Domingo, 01 Octubre 2017 00:00 Editoriales

Otra vez se pospone el ansiado dragado del río Guayas

Editoriales

La caída del contrato para el dragado del río Guayas constituye una mala noticia para Guayaquil y los cantones aledaños. La situación está a punto de volverse crítica porque el islote ubicado frente a La Puntilla crece cada día más.

Cuando la marea baja, ya no se distingue entre río y tierra. Las aguas prácticamente desaparecen y solo queda un enorme banco de arena con pequeños charcos. En el pasado ya se ha hablado del riesgo de fuertes inundaciones porque el caudal no tendrá por donde desfogar.

Es deber de la Prefectura del Guayas retomar cuanto antes este proceso. Hay dificultades económicas, es cierto, pero la obra es urgente. Ojalá y este proceso fallido sirva de experiencia a las autoridades provinciales para no cometer los mismos errores del primer concurso. Fueron en las anteriores fiestas del Puerto Principal, en julio, cuando se destacó la importancia del dragado. Ahora vienen las celebraciones octubrinas y la ciudad está otra vez en el punto de partida.

Pero como se dijo en aquella ocasión, también son necesarias acciones a lo largo de toda la cuenca de los ríos, porque al final el dragado solo es una solución temporal, la definitiva es el cuidado del medioambiente. (O)

Etiquetas:

ENLACE CORTO