Las relaciones con China fortalecen la economía y la política

- 06 de octubre de 2016 - 00:00

China es ya la economía más sólida de todo el planeta y por lo mismo constituye un referente para cualquier negocio, proyecto estratégico y/o emprendimiento social. Eso lo saben los expertos y sobre esa base hace proyecciones para el futuro  cualquier país del mundo. Ahora esa nación hermana sostiene y desarrolla con Ecuador una relación sólida, económica y políticamente.

El solo anuncio de la visita, por primera vez, del presidente chino Ji Xinping genera un potente mensaje que permite vislumbrar la profundización de esas relaciones y su expansión hacia otros campos. No está  demás pedir a la llamada opinión pública que deje de lado prejuicios y hasta signos xenófobos en sus comentarios. Al parecer, cuando se trata de otra hegemonía económica o potencia, más afín al ideario liberal occidental, todo es bueno y no requiere de ninguna bendición.

Si algo cambió en el mundo fue el bien llamado multilateralismo. Y si nos convencemos de que esa es una opción democrática y solidaria debemos tener las mejores relaciones con China y con quienes nos ofrezcan lo mismo sin perder soberanía. (O)