Domingo, 12 Febrero 2017 00:00 Editoriales

¿La vara quedó muy alta para quienes aspiran a estadistas?

Editoriales

Los tiempos no son para experimentar ni para jugar con vanidades o intereses privados. El planeta atraviesa por dificultades graves. Basta ver cómo se maneja la política desde la mayor hegemonía militar para entender que no estamos en el mejor de los mundos posibles. Gobierna quien mira al Estado como una de sus empresas. Algo parecido ocurre en otras geografías. Y eso no queremos para nuestro país. Ni la patria es un negocio ni mucho menos un botín. La República es sinónimo de responsabilidad pública, colectiva, para el interés común. Solo así deben entenderlo quienes aspiran a la Presidencia en las elecciones del próximo domingo. Por ahora se nota que la vara les quedó muy alta a algunos de los candidatos. Basta ver las mentiras, omisiones y hasta tergiversaciones que demostró el grupo de medios que organizó el diálogo de hace una semana para entender que ser estadista no solo es hacer show, escandalizar o tener un buen eslogan. Ecuador ha cambiado mucho, igual que su gente, y por eso no puede ni debe haber engaños para una nación que se percibe a sí misma en otro nivel, con mejor preparación y con retos históricos. Los partidos políticos son altamente responsables de preparar adecuadamente a sus dirigentes. En la era de la banalidad, parecería que para algunos de los que vemos en campaña solo cuenta el tuning estético y no la preparación académica, la responsabilidad intelectual y la prestancia ética y moral. (O)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense