Lunes, 09 Enero 2017 00:00 Editoriales

La Guerra Fría en estos enredados tiempos de navegar por Internet

Editoriales

El viernes 6, las 3 grandes agencias de inteligencia de EE.UU. abrieron la olla y el rumor se convirtió en denuncia: Vladimir Putin ordenó ciberataques para influir en las elecciones de ese país.

El presidente ruso, dicen, tenía una “clara” preferencia por Donald Trump, quien ganó a Hillary Clinton. El documento de 25 páginas -del FBI, CIA y Agencia de Seguridad Nacional-, la crema y nata de la inteligencia de EE.UU., es una real caja de pandora: “Consideramos -se lee ahí- que el presidente ruso ordenó una campaña para influir en 2016 en las elecciones presidenciales estadounidenses.

Los objetivos de Rusia eran socavar la fe pública del proceso democrático de EE.UU., denigrar a la secretaria Clinton, dañar su posibilidad de ser elegida. (...) Putin desarrolló preferencia por Trump”. El presidente electo restó validez a los ciberataques. El Kremlin negó su implicación y el presidente Obama sancionó a Moscú, expulsando a 35 diplomáticos rusos.

No faltará quién rememore la Guerra Fría, pero hoy en versión ‘on line’. (O)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense