La Función Ejecutiva reconoce que existe una deuda con el IESS

- 15 de Septiembre de 2017 - 00:00

La Contraloría determinó que el Estado tiene una deuda con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) que asciende a $ 2.800 millones. El Gobierno reconoce la existencia de esa deuda y solo falta definir el plan de pagos.

Con las cuentas claras, ahora se formará una comisión que trabajará hasta noviembre para diseñar la estrategia. El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, solicitó a los auditores de la Contraloría que acompañen la verificación de la información desde 2001.

Como es lógico, este reconocimiento de una deuda con un monto tan importante generó expectativas, especialmente en el sector de los jubilados. Tras reunirse con ellos, el presidente Lenín Moreno pidió cautela al momento de presentar propuestas, como por ejemplo una subida de las pensiones.

El Mandatario reconoció que las pensiones son bajas, pero se comprometió a que, una vez aclaradas las cuentas públicas, se procederá a revisar su cuantía. (O)