Lunes, 31 Octubre 2016 00:00 Editoriales

El alto costo de la 'gobernabilidad' en España pasa factura

Editoriales

El problema mayor de España es económico, pero este solo existe y no se resuelve por la crisis política. No cabe duda que al imponer a Mariano Rajoy como jefe del gobierno, tras largos meses de desacuerdos, no solo se legitima a un modelo (que para muchos ya es insostenible) sino que se ha dado paso a la “gobernabilidad” supuestamente democrática para no cambiar nada.

La enorme manifestación de ciudadanos en la Puerta del Sol, en Madrid, del pasado sábado es una prueba de la insuficiencia democrática en la que se halla ese país. Mientras las élites económicas festejan la continuidad del gobierno de Rajoy (de la que no están ausentes los grandes medios de prensa), la mayor crítica de aquellos sectores democráticos sensatos es si el jefe de gobierno podrá tener todo el peso y autoridad política para combatir la corrupción en la que se hallan muchos de sus coidearios.

Pero al mismo tiempo en España se advierten signos de un triste final para esa “convivencia” entre los dos más grandes partidos y el surgimiento de nuevas expresiones políticas que podrían dar un nuevo rumbo a ese sistema. (O)

ENLACE CORTO