Viernes, 30 Diciembre 2016 00:00 Fútbol Nacional

Un expupilo de Cappa llega a la 'Chatolei'

El volante argentino Matías Defederico (izq.) jugó 11 partidos con el Mumbai City de la liga de India.
El volante argentino Matías Defederico (izq.) jugó 11 partidos con el Mumbai City de la liga de India. Foto: internet

El argentino jugó en Europa, Medio Oriente y Asia, además de Argentina y Brasil. En 2017 actuará en Ecuador.

Redacción Fanático

El año pasado, el entrenador de Universidad Católica, Jorge Célico, mostró abiertamente su interés por contar con el volante argentino Matías Defederico para reforzar al equipo. Pero el jugador se inclinó por la propuesta del fútbol de la India y fichó por el Mumbai City.

Doce meses después, el futbolista de 27 años confirmó su presencia  en 2017 en el equipo quiteño y se sumará a la cuota foránea que disputará el torneo local y en la Copa Sudamericana. Defederico es enganche, pero últimamente jugó como delantero.   

Célico fue el primer contacto para que Católica fiche al futbolista y apenas el volante llegó a su país natal, conversó con él para convencerlo del proyecto. “Sé que es un equipo serio y que pretende ser mayor protagonista en Ecuador. Es una plaza donde al argentino le ha ido bien, como Damián Díaz o Federico Laurito, quien fue mi compañero en Huracán”, contó.

Precisamente en ese club, Defederico se formó y debutó profesionalmente en 2007, en un partido contra Tiro Federal de Rosario, en el que marcó el primer tanto de su carrera. El estratega Ángel Cappa lo hizo debutar en primera y aunque en los primeros años era alternante, siempre lo tuvo en cuenta.

El argentino compartió en el equipo con Javier Pastore, actualmente jugador del PSG de Francia, y con quien armó una buena dupla en la ofensiva del ‘Globo’. Esas actuaciones lo llevaron a fichar por el Corinthians de Brasil por $ 4,5 millones en 2009, en el tiempo que jugaron Ronaldo y Roberto Carlos, entre las figuras más destacadas.

En ese tiempo fue convocado por Diego Armando Maradona, quien en aquel tiempo era entrenador de la selección, para un equipo integrado  por elementos que actuaban en el medio. Con la camiseta ‘albiceleste’ debutó contra Panamá en un amistoso en el que ganaron 3-1 y donde él marcó el primer tanto.  

Después, en 2011, con Sergio Batista al mando de la selección, volvió a ser convocado en las mismas condiciones que su primera vez: para integrar un equipo local para un amistoso. Argentina se enfrentó a Venezuela en la inauguración del estadio San Juan del Bicentenario, con victoria 4-1.

Defederico no se adaptó al fútbol brasileño y retornó a Argentina para jugar en Independiente de Avellaneda, club del que se declaró hincha, pero tampoco rindió y las lesiones complicaron su estancia.

Al final de su contrato demandó al ‘Rey de Copas’ por unos sueldos impagos, lo que generó un repudio de los aficionados hacia el jugador. Tras ese fallido paso retornó a donde mejor le fue, a Huracán.

Esta vez completó 2 años que fueron de los mejores en su carrera y estuvo cerca de alcanzar el retorno a la serie de privilegio. Aquella presentación le valió para salir nuevamente al extranjero y por una cifra beneficiosa para su club: casi $ 10 millones.

Viajó a Dubái para vincularse al Al-Dhafra de la liga de Emiratos Árabes Unidos, pero no logró posicionarse con un aporte. Los problemas extrafutbolísticos afectaron su desempeño y se tuvo que marchar. Él no estaba casado con su pareja y tenían hijos, algo que no es aceptado en ese país.

Una vez más retornó a Argentina y jugó en Nueva Chicago en 2015. Participó en 11 partidos y no logró marcar goles, hasta que llegó una nueva opción para jugar en el exterior. El Eskişehirspor lo fichó para 2015, pero sin opciones de jugar volvió a Sudamérica y actuó en el San Marcos de Arica, Chile.

Con ganas de probar algo nuevo, después de pasar por Europa y el Medio Oriente, se mudó a la India para probar el fútbol asiático. En los seis meses que estuvo anotó tres goles en 11 partidos de la liga de ese país y por la lejanía con su familia rescindió el contrato para volver a su país.

“En Argentina se sigue el fútbol ecuatoriano, sí lo pasan o se puede ver por Internet. No creo que exista presión por la doble competencia, de jugar bien en campeonato y copa, pero es un desafío. Desde que me fui de Independiente no volví a jugar en la Sudamericana”, indicó.

Defederico resaltó el nivel de Luis Miguel Escalada en la última temporada, con quien espera juntarse en la ofensiva ‘celeste’. El volante argentino prefiere ser más asistidor que goleador, por lo que espera cumplir con esa función en Universidad Católica, que continuará una temporada más al mando de Célico. (I)

Datos

Matías Adrián Defederico nació el 23 de agosto de 1989. Se formó en la cantera del club Huracán de la capital argentina, donde actuó en 2 periodos.

El volante argentino trata de usar siempre el número 20 en su camiseta y es algo que ha pedido en cada club que ha actuado. Tiene ese número tatuado en la pierna izquierda.

Su intención era quedarse una temporada completa en la liga de India, pero por su familia cumplió su contrato y retornó a Buenos Aires. Aún no sabe si su esposa y tres hijas lo acompañarán a Ecuador.

La contratación de Defederico es la primera que realizó Universidad Católica para el campeonato 2017. Célico ratificó a la mayoría de futbolistas y solo salió el portero Rodrigo Perea a Delfín de Manta.

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense