Sábado, 28 Enero 2017 00:00 Fútbol Nacional

"Sé bien que tengo un gran peso sobre mis hombros"

"Sé bien que tengo un gran peso sobre mis hombros"
Foto: William Orellana / El Telégrafo

La profesional espera que su trabajo en el fútbol nacional abra las puertas para otras mujeres en clubes de la ‘A’.

Augusto Itúrburu

A las 16:15 del jueves pasado la doctora Wendy Montiel se apresura para llegar a la práctica de River Ecuador, en la Ciudad Deportiva Carlos Pérez Perasso. Vestida de negro y con unos documentos en su mano, la galena conversa con miembros del cuerpo técnico después de observar parte de la práctica y antes de atender a EL TELÉGRAFO.

Además de ser la encargada del departamento médico de la ‘Fuerza Roja’, forma parte del programa Minuto Cero en Radio Diblu. Sus padres son galenos y está consciente de que su experiencia puede abrirle las puertas a otras mujeres en un mundo de hombres.   

¿Cómo toma el reto de ser la única médica en la serie A masculina?

Hasta el momento me siento muy cómoda. Los directivos, cuerpo técnico y jugadores han hecho lo posible para que yo no sienta la diferencia. Al principio los veía un poco incómodos a los chicos, pero tras pasar las tres semanas, de la pretemporada en Argentina, hemos trabajado con normalidad, con mucho respeto, de ninguno me quejo, son unos caballeros todos.  

¿Cómo sintió a los jugadores los primeros días? ¿Tenían vergüenza?

Ellos mismos me comentaron que no estaban acostumbrados. Les costó un poco, pero no a todos. Hubo unos que sí tuvieron una recepción inmediata y a otros que no les gustaba contarme las cosas y le iban diciendo al fisioterapeuta y él luego me lo transmitía.

Pero al momento, con los 31 chicos ya hemos conversado y hemos logrado un entendimiento con todos y tienen confianza de mi trabajo.

¿Su trabajo abrirá las puertas a otras profesionales?

Esperemos que sí. Esa es la idea. No he encontrado en el país a otra doctora -seguramente habrá- que quiera manejarse en la misma línea, que no es de mucho favoritismo. Y allá en España tampoco, la única que conocí fue la del Getafe, Ana Pérez, quien me abrió las puertas. Sé bien que tengo un gran peso en mis hombros ya que depende de qué tan bien lo haga yo para que puedan abrirle las puertas a otras. Así que estoy concentrada en eso y esperando a que mi falta de experiencia no me pase una mala jugada como me sucedió partido ante el Chapecoense.

En el partido ante Chapecoense el árbitro la amonestó ¿Qué pasó?

Sí, fue completamente mi error. Veníamos de la pretemporada donde yo podía entrar libremente a la cancha para atender a los chicos. Creo que fue el nerviosismo del primer partido lo que me hizo entrar a la cancha sin su autorización y fue un error mío. Ahora tengo muy claro que debo esperar la autorización para entrar y auxiliar a los jugadores.

¿Tuvo alguna experiencia similar antes de llegar a River?

Yo había hecho prácticas en España, en clubes de Segunda División. Yo estudié allá dos posgrados. Uno en la Universidad de Valencia y otro en Madrid. Entonces en el mismo posgrado, en la Universidad Politécnica de Madrid, en el Instituto Nacional de Educación Física, parte del pensum era hacer prácticas en equipos, y así nos llevaron y nos facilitaron. Fuimos al Real Madrid, al Rayo Vallecano, Getafe y el Valencia.

¿Cómo son los códigos de trabajo?

Con respecto al manejo de camerinos, yo trabajo en la parte de afuera. Ellos se cambian adentro, y por suerte cuento con dos hombres que me están colaborando, entonces en términos de camerino yo envío al fisio, que es el que me ayuda bastantísimo y de ahí en términos de examinación ellos saben al 100% de mi profesionalidad, para mí son pacientes. Saben que antes trabajé en clínicas e igual me tocaba atender a pacientes de género masculino.

¿Quiénes integran su equipo?

Tengo al jefe de fisioterapia, Jonathan Salinas, quien tiene muchísima experiencia en clubes y cuenta también con dos ayudantes, un hombre y una mujer. También está la jefa del Departamento de Nutrición, Viviana Zambrano, quien trabaja en la selección. Ella también cuenta con ayudantes en su equipo. Tenemos al médico de las formativas y estamos en conversaciones para contratar a un psicólogo. Somos nueve personas en el cuerpo médico. En el país no estamos acostumbrados a tener en un equipo especialistas en todas las áreas; mi idea es abarcar todas las áreas que necesiten los chicos en el aspecto físico y mental.

¿Cómo es el trabajo con el cuerpo técnico?

Me siento muy cómoda con ellos porque me dan confianza, mucha apertura y me involucran en la toma de decisiones. Son españoles y sé cómo se manejan porque es ahí de dónde vengo y estudié. Y hasta el momento muy respetuosos conmigo, valoran mucho la opinión que tenga sobre carga y fatiga de los jugadores. Siempre antes de armar un plantel me preguntan.

¿Cuál es su expectativa personal?

La dirigencia me dijo que este es un proyecto a largo plazo. Yo quiero cumplir mi ciclo este año con los chicos y dejar todo forjado. Después sacar el PHD en Valencia, pero como es investigación quiero hacerla acá, porque siento que hay mucha más necesidad. Quiero hacer estudios de investigación científica y publicar, por ejemplo no tenemos un análisis de incidencias de lesiones. En el Instituto del Fútbol y les preguntaba a mis estudiantes cuál era el músculo que más se lesionaba en fútbol y no sabían. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Promo

Google Adsense