Miércoles, 21 Diciembre 2016 00:00 Fútbol Nacional

Romero quiere que la 'U' trabaje con más unidad

Guillermo Romero (centro) celebra su victoria electoral con familiares, simpatizantes y colaboradores. Será posesionado la tercera semana de enero.
Guillermo Romero (centro) celebra su victoria electoral con familiares, simpatizantes y colaboradores. Será posesionado la tercera semana de enero. Foto: cortesía

Los Paz administrarán la comisión de fútbol por dos años más. Pueden cesar su labor si los socios lo disponen.

Redacción Fanático

Unidad. Esa será la base del trabajo que Guillermo Romero, presidente electo de Liga de Quito, emprenderá en el período 2017-2019. Su posesión está programada para la tercera semana de enero, época del año en que, tradicionalmente, se realiza la asamblea de socios y en la que el titular de la entidad brinda el informe anual de su gestión.

Será la última rendición de cuentas de Carlos Arroyo, quien comandó las riendas de la institución durante una década.

No obstante, muchos hinchas ‘albos’ cuestionan la división de poderes existentes en la ‘U’, porque el directorio no decide sobre el principal ámbito del club: el equipo profesional. Desde  hace 20 años, el ente le entregó un poder a un grupo de personas para que maneje la comisión de fútbol, es decir, el plantel estelar. Ese conglomerado es encabezado por los señores Rodrigo y Esteban Paz.

El conjunto ‘merengue’ no es campeón desde 2010, circunstancia que impacienta a sus seguidores; algunos se han alejado del elenco por los malos resultados, consecuencia de erradas contrataciones, según hinchas y afiliados.

En este punto, Romero es claro. Liga de Quito es una sola organización, pero con distintas aristas y a todas se las debe atender con responsabilidad. Deja en claro que el representante legal de la entidad es el presidente; y la máxima instancia, la asamblea de socios.

Fue precisamente la asamblea que en 1997, a través de un mandato, concedió a un grupo de personas el manejo de la comisión de fútbol. Esta tiene autonomía administrativa y financiera, está a cargo, además, de las divisiones formativas y de la conducción del estadio. Fred Larreátegui, asesor jurídico de la comisión, detalla que el mandato se ha renovado unas cuatro veces, determinando la última que la concesión culminaría en enero de 2019.

“Es un mandato que puede ser revocado por el mandante el rato que crea conveniente; no tiene un plazo imperativo. Si es que la junta general de socios de Liga de Quito quiere que se hagan a un lado los miembros de la comisión de fútbol, simplemente cesan en sus funciones, cumpliendo los términos y condiciones para el efecto”.

Esos últimos se resumen en dejar el equipo bien conformado, con las finanzas saneadas, sin ningún tipo de presión, con el detalle de todos los valores relacionados a cada jugador; información sobre pasivos y la liquidación correspondiente al momento que una de las partes resuelva terminar el acuerdo.

De la misma manera, si los socios lo consideran conveniente, la vigencia del poder se ampliaría.

El directorio entrante de Liga de Quito también incluirá a Vicente Morales, primer vicepresidente; Patricio Coronel, segundo vicepresidente, y Diego Jaramillo, tercer vicepresidente. Geovanny Paredes será nombrado secretario.

Romero, quien fue vicepresidente de Arroyo, asevera que siempre se ha respetado la labor de la comisión de fútbol y se trata de arrimar el hombro para sacar adelante al combinado de la crisis de títulos.

Añade que los señores Paz obran con el mayor esfuerzo, pero no siempre se puede ganar. Entiende que los malos resultados hayan alejado a los fanáticos, a quienes les recuerda que bajo la misma comisión Liga obtuvo la Copa Libertadores 2008, la Sudamericana 2009 y las recopas 2009 y 2010.

“Es momento de remar hacia el mismo lado”. (I)

Datos

Guillermo Romero es arquitecto, nació en Quito, tiene 55 años y desde el inicio de la gestión de Carlos Arroyo lo acompañó en calidad de vicepresidente.
El directorio de la ‘U’ tiene control directo sobre el Country Club, el Colegio de Liga, el Portal de Liga y los complejos deportivos. La comisión de fútbol administra el primer equipo, las formativas y el estadio.
Dentro de sus objetivos, Romero desea repotenciar el complejo de las inferiores, emprender para los socios un plan parecido al ‘Súper Hincha’ y facilitar la construcción de nueva infraestructura para la entidad.
Las elecciones en el club ‘albo’ se efectuaron el sábado anterior. De los 1.500 socios de Liga sufragaron 582. Romero consiguió 379 votos, su rival, Eduardo Escobar, 194. Hubo 8 votos nulos y uno en blanco. El vencedor dice haber adelantado diálogos con Esteban Paz para colaborar mutuamente. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo

Google Adsense