Viernes, 11 Noviembre 2016 00:00 Fútbol Nacional

Néicer deja un legado de sangre en la 'U'

Djorkaeff Reasco (de blanco), durante la práctica de Liga de Quito, ayer, en el estadio Casa Blanca.
Djorkaeff Reasco (de blanco), durante la práctica de Liga de Quito, ayer, en el estadio Casa Blanca. Fotos: Álvaro Pérez / El Telégrafo

El ‘Simpático’, que con 39 años y más de 630 partidos es el exponente activo con más cotejos jugados en Liga de Quito, observa el ascenso de su hijo (17) al primer equipo. Ahora entrenan juntos.

Redacción Fanático

Buena parte de la hinchada de Liga de Quito está ansiosa por ver a Néicer Reasco y su hijo, Djorkaeff, jugar juntos. Ese anhelo, a la vez tan especial para los Reasco, podría darse muy pronto, pues el adolescente de 17 años fue ascendido al primer equipo el lunes pasado.
Néicer (39 años), lateral diestro,  y Djorkaeff (17 años), centro delantero, entrenan en el mismo grupo.
No son los únicos dentro del equipo ‘albo’ que llevan la misma sangre, también están los hermanos Ánderson (20 años) y Jhojan Julio (18 años), quienes encontraron cabida con el técnico Álex Aguinaga en la plantilla estelar.  
Pero los casos de parientes que juegan en el mismo elenco no son pocos en el balompié ecuatoriano, ya que se remontan a los inicios mismos de la actividad. Juntos han actuado hermanos, padres e hijos y hasta el suegro con el yerno, en 2005 y 2006, cuando Cléber Chalá y Christian Benítez (+) jugaban en El Nacional.

Las situaciones más comunes han sido las de los hermanos: los Julio, Ánderson y Jhojaneste; los Patta, Henry (29 años) y Elvis (26 años), en Universidad Católica, de 2012 a 2014; los Bone,  Elvis (33 años) y Adrián (28 años) en El Nacional, durante 2013; los Anangonó, Juan Carlos y Juan Luis, quienes también coincidieron en el ‘Rojo’, en 2013. Asuntos similares se vivieron pero dentro de la selección.   

Cuentan los hermanos Álex (31 años) y Miler Bolaños (26 años) que compartieron minutos el 12 de noviembre de 2015 cuando Ecuador superó 2-1 a Uruguay, en Quito, en el marco de las Eliminatorias del Mundial Rusia 2018; y Álex (48 años) y Juan Francisco Aguinaga (38 años) estuvieron en el lance en el que la ‘Tri’ cayó 2-0 en Quito frente a Argentina, el 15 de agosto de 2001, en el premundial de Japón-Corea 2002.   

No obstante, el récord local de mayor cantidad de miembros de una misma familia dentro de un mismo club y en simultáneo lo ostentan los hermanos Merizalde: Colón, Vicente, José y Bolívar, quienes en 1960 defendieron los colores del Patria de Guayaquil.  

Respecto a Djorkaeff Reasco, quien cumplirá 18 años el próximo 18 de enero, Álex Aguinaga le comunicó que desde esta semana él pasaba a formar parte de la nómina principal ‘azucena’.

El ‘Güero’ ve condiciones en el chico y podría ser una de las soluciones por su propuesta de ataque. Se caracteriza por ser hábil y hacerse espacios para ponerse en situación de tiro. Con esto, el timonel ratifica una de las virtudes que Rodrigo Paz, presidente vitalicio de la ‘bordadora’, pondera en él: sacar nuevas figuras para el club.

La circunstancia de recurrir a la cantera, algo poco habitual en la ‘U’, le vendrá bien al representativo, pues la comisión de fútbol anunció que para 2017 reducirá en un 30% el presupuesto del plantel, que se estima cercano a los $10 millones en la presente temporada.

Los resultados no han acompañado al cuadro blanco en 2016, que terminó sexto en la primera etapa del torneo doméstico y con 26 puntos va tercero en la segunda, pero muy lejos de Barcelona y Emelec en la tabla acumulada, en la cual los capitalinos suman 57 unidades, mientras que los ‘toreros’ van primeros con 88 y los ‘eléctricos’ segundos, con 80. Es decir, Liga, que esperaba competir codo a codo con los “ídolos del astillero”, está 31 puntos por debajo de ‘canarios’ y 23  de ‘bombillos’.

Lo único que le queda este año es  conseguir el último pase disponible para Ecuador a la Libertadores de 2017, ya que en dicho torneo, versión 2016, tampoco le fue bien, quedando eliminado en la primera fase. Otro síntoma de esta, su peor campaña en la última década, se refleja además en no contar con un entrenador adecuado. Antes del ‘Güero’ estuvieron Claudio Borghi y Álvaro Gutiérrez. (I) 

El Djorkaeff criollo aspira a jugar en Real Madrid o Barcelona FC  

Corre hacia el corazón del área y apenas encuentra un espacio para rematar, dispara. Desde el borde del campo su padre lo observa. No dice nada, pero todos suponen que desde adentro desea que su hijo se abra camino en el 11 titular de Liga de Quito.

Djorkaeff Reasco está a punto de graduarse como profesional y, con sacrificio, anhela algún día recibirse de crack.

¿Cómo reaccionó al momento que Álex Aguinaga le comunicó que ya era parte del primer equipo?

Fue el lunes pasado. Ese día me sentía alegre, estábamos en un círculo con otros jugadores y el ‘profe’ Álex me dijo: ‘Djorka’, desde ahora comienzas a ser parte del equipo de primera, cámbiate, ponte la ropa que tienen tus compañeros; entonces todo el mundo comenzó a aplaudir, fue muy lindo, no esperaba los aplausos. Me alegré mucho.

¿Qué le dice su papá? Ahora que los 2 están en la plantilla principal.

Exactamente, cada quien tiene su puesto. Me dice que debo trabajar bastante porque este es el principio de muchas cosas que vendrán, que cada día hay que esforzarse para ser mejor.

¿Él lo instó para que optara por ser jugador profesional?

La decisión nació de mí, él no me dijo hazte futbolista, me gustó esta pasión. Lógicamente, me ve en los partidos, me corrige ciertas cosas, pero la mayor parte viene de mí. Ahora que subí al primer equipo me siento orgulloso porque mi trabajo comenzó a dar frutos.

¿Usted sabe por qué le puso el nombre Djorkaeff?

Sí, en el Mundial de 1998, cuando quedó campeón Francia, había un jugador que se llamaba Youri Djorkaeff y como nací en enero de 1999, me puso Djorkaeff. Mi padre admiraba el juego del francés, por eso me bautizó así. Y coincidencia o no, también soy delantero. He visto en videos cómo jugaba. Mi juego se parece poco al de él.

¿Sería importante para usted compartir cancha con su padre en un partido oficial?

Ahora que se me abre la oportunidad, ¿por qué no pensar en jugar con él? Sería algo bonito, anecdótico para la hinchada y muy especial para mi familia.

Antes de que el fútbol se convirtiera en lo más importante para usted, ¿qué hacía en sus tiempos libres?

Veía los dibujitos de Cartoon Network y Disney Channel, me gustaban algunas series: Los Rugrats, Mickey Mouse, Johnny Bravo, Bob Esponja...

¿A qué edad sintió que el balompié era lo que quería para su futuro?

Cuando mi papá se fue a Sao Paulo todavía jugaba con él por diversión, pero después que volvimos a Ecuador quedé goleador y campeón con la sub-12 de Liga, luego en la sub-14 dejó de ser un hobby.  

¿Cuál es el gol de su papá que más recuerda?

El de la Copa Sudamericana de 2009 contra Libertad de Paraguay en Casa Blanca; hizo el gol con la izquierda y comenzó a saltar, haciendo la danza del pato; yo estaba en el palco con mi mamá (Germania González) y mi hermana (Mel) y me reí muchísimo. Esa es la celebración que más me gusta.

¿Sus ambiciones dentro del fútbol?

Lo primero será mantenerme en el primer equipo de Liga de Quito y después ir al exterior. Mi meta principal es llegar a Real Madrid o a Barcelona, de España.

¿Quiénes son sus referentes?

En la selección, Felipao y Miler Bolaños. Me gustaría copiar la mejor parte de cada uno. Y a nivel mundial me gusta el juego de Zlatan Ibrahimovic, Luis Suárez y Mario Balotelli, quien estaba en todo su apogeo cuando yo me hallaba en la sub-14. Sinceramente, trataba de imitarlo.  

¿Dónde estudia?

Estoy en el Colegio de Liga, que me da la facilidad de entrenar en las mañanas y después recuperar esas horas. Curso el tercero de bachillerato. Tras graduarme pienso estudiar marketing deportivo, que me servirá dentro de lo que estoy enfocado: el fútbol. (I)

Datos

Djorkaeff debutó en torneos nacionales organizados por la FEF en 2010. Ese año jugó el campeonato sub-12 por Liga de Quito; actuó en 8 partidos y marcó 3 goles.

Este año defendió la camiseta alba en el torneo ecuatoriano sub-19; participó en 26 partidos y anotó 11 tantos. En 2015, en el certamen sub-16, convirtió 32 goles en 40 actuaciones, también con Liga de Quito.

Según datos de la FEF en 2012 fue transferido a Clan Juvenil de Sangolquí, pero los registros no indican participación en ningún torneo nacional. Seis meses después volvió al club albo.

Neicer jugó su primer campeonato nacional en 1997 con Liga de Quito. En 1998 comenzó a ganarse el puesto de titular y actuó en 8 compromisos oficiales. El 2003 fue el de mayor producción ofensiva, marcó 5 goles.

Su experiencia internacional se resume en dos salidas. La primera en 2001 cuando fichó por el Newell’s Old Boys de Argentina; y la segunda en 2006 tras ser contratado por el Sao Paulo de Brasil. En Ecuador siempre ha jugado en el conjunto azucena.

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo

Google Adsense