Martes, 24 Enero 2017 00:00 Fútbol Nacional

Jugadores de Católica tienen la oportunidad para volver al colegio

Los estudiantes de Católica. Arriba (de izquierda a derecha): Ronald Briones, Freddy Lozada y Andrés Nazareno. Abajo: Lenin Zapata, Kevin Villalba y Ronny Quintero
Los estudiantes de Católica. Arriba (de izquierda a derecha): Ronald Briones, Freddy Lozada y Andrés Nazareno. Abajo: Lenin Zapata, Kevin Villalba y Ronny Quintero Foto: Mario Egas / El Telégrafo

La fundación Fútbol Estudio respalda a 11 deportistas para que puedan retornar a las aulas, que abandonaron para dedicarse a tiempo completo al balompié.

Redacción Fanático

A Lenin Zapata le atrae la química y la física; a su compañero Kevin Villalba, las matemáticas y el inglés son las que más atractivas le resultan, mientras que para Ronald Briones la filosofía es una de sus materias preferidas. En lo que sí coinciden es en el fútbol; todos ellos son jugadores de Universidad Católica y ahora tienen la oportunidad de culminar sus estudios.

Son 11 futbolistas del club quiteño los que estudian y entrenan a la par. En algún momento de sus vidas tuvieron que dejar el colegio para buscar una oportunidad en el balompié, la que hallaron en el ‘Trencito Azul’. “Antes me pasaba las mañanas durmiendo, hasta esperar la hora del entrenamiento. Ahora soy feliz en el colegio aprendiendo muchas cosas”, contó Kevin Villalba.

La oportunidad de volver a las aulas para estos futbolistas surgió de la mano de la fundación Fútbol Estudio, que trata de reinsertar a los jóvenes jugadores al sistema educativo. “Apuntamos a los chicos  que no tienen escolaridad por el tema del fútbol o que tuvieron que abandonar el colegio para buscarse la vida. Se logró un convenio con un colegio particular (John Osteen) para que puedan estudiar ahí”, dijo Christian Reinoso, creador de la fundación en 2015.

Su idea surgió con la intención de becar a un par de chicos y asistió al complejo de Universidad Católica por la cercanía con su domicilio. Allí se dio cuenta de que en realidad 20 deportistas estaban en esa situación, pero debía empezar poco a poco. Con la inversión de la empresa privada logró que 5 jugadores inicien el año lectivo 2015-2016.

Uno de ellos fue Zapata, hoy en tercero de bachillerato, y este año será el primero en graduarse. “Las enseñanzas aquí han sido muy valiosas y siento un gran respaldo de mis compañeros y los profesores. Ya me queda poco para terminar el colegio”, relató el volante de marca, que juega en la sub-18.

Otro de los pioneros es José Cifuentes, volante de 17 años y que dentro del grupo de jugadores es el único que por ahora debutó en el primer plantel. En la temporada 2016, de la mano del DT Jorge Célico, Cifuentes jugó cuatro partidos del campeonato y a la interna del club lo ven como una figura naciente para el futuro.

Ahora cursa noveno de básica, pero en este año lectivo habrá un cambio en su patrocinio. La fundación buscó a futbolistas del primer plantel para que apadrinen a los estudiantes y corran con sus gastos. El argentino Facundo Martínez, capitán de Católica, fue elegido para auspiciar a Cifuentes.

“Es una linda oportunidad, porque se apoya a alguien de una forma distinta. No se da el dinero para que lo utilicen en cosas que no son importantes y estoy muy contento por él, porque es un profesional dedicado y ahora tendrá un soporte mayor con los estudios”, dijo Martínez en entrevista con EL TELÉGRAFO.

El golero Hernán Galíndez hace lo propio con Kevin Burbano, portero de la sub-19. Por el momento, los dos son los únicos apadrinados por sus compañeros, los nueve restantes tienen el respaldo de la empresa privada en cuestión uniformes, alimentación, medicinas y útiles. El colegio beca a los estudiantes con un porcentaje de la pensión.

“Cifuentes mejoró su actitud desde que volvió a estudiar. Ahora va a estar mucho más motivado por su continuidad en el primer plantel”, agregó Reinoso.

Con los futbolistas no existen concesiones en cuestión de las materias que deben aprobar. Tienen las mismas clases que los demás compañeros y se acoplan para asistir al colegio, además de cumplir con sus entrenamientos diarios.

Los que actúan en la sub-18 acuden de 08:00 a 14:00 y luego se dirigen al sector de La Armenia para la práctica. Los que están en la sub-19 entrenan por la mañana y a las 11:00 ya están en las aulas. La cercanía entre el complejo y la institución educativa es un punto a favor.

El colegio tiene una fuerte influencia del inglés, por lo que reciben algunas materias en ese idioma. Ronald Briones, oriundo de Huaquillas, admitió que al inicio le costó mucho aprender otra lengua, pero con el tiempo logró adaptarse bien y ahora es una de las asignaturas que más disfruta.

Yarol Tafur, del primero de bachillerato, tiene un permiso especial, pues está preseleccionado para la sub-17 que jugará el Sudamericano en Chile. En las próximas semanas espera ser confirmado para la lista definitiva, para corroborar  lo que la fundación pretende: excelencia deportiva y académica. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter @Fanatico_ET

Twitter @Fanatico_ET