Emelec ganó en el Alejandro Serrano Aguilar

- 24 de septiembre de 2017 - 13:52
El volante Pedro Quiñónez (der.) celebra el gol de Emelec con sus compañeros y el DT. Alfredo Arias.
Foto: API

Los morlacos jugaron mal y cayeron ante los “azules”. Más de 2.000 hinchas acompañaron al equipo porteño.

La buena racha del Deportivo Cuenca en esta segunda parte del campeonato se frenó este domingo. Emelec desnudó los errores del cuadro austral y ganó  2-0 en el estadio Alejandro Serrano Aguilar.

El equipo dirigido por Gabriel Schürrer nunca encontró su esquema. Los ‘rojos’ no tuvieron profundidad, sus laterales no funcionaron como los anteriores partidos y de esto se aprovechó el equipo “eléctrico” para imponerse en el estadio cuencano, haciendo un fútbol calculador y, sobre todo, aprovechando los errores de la defensa y mediocampo.

Más de 2.000 hinchas azules se tomaron la parte norte del estadio. Ellos llegaron desde Guayaquil.

A las 08:00 ya estaban en el escenario deportivo y no dejaron de alentar a su equipo durante los 90 minutos de juego.

Los primeros 10 minutos del partido fueron para el equipo austral. Johnny Uchuari tomó las riendas del cuadro cuencano y buscó insistentemente la portería del golero Esteban Dreer, pero sin peligro.

Los locales atacaron con intensidad, sin embargo al minuto 12 cuando Emelec esperaba y no arriesgaba, Fernando Luna habilitó a Ayrton Preciado, quien rompió la posición adelantada y marcó el primer gol del partido. Los aficionados de la escuadra cuencana, unas 12.000 que casi llenaron el estadio, lamentaron el gol tempranero.

Tras el tanto de la visita, el cuadro rojo se derrumbó: sus líneas del mediocampo desaparecieron, mientras que Emelec tomó control de encuentro con un Fernando Gaibor que repartía pelotas y no permitía que los rivales avancen hasta el arco del argentino-ecuatoriano.

Para el segundo tiempo los técnicos mantuvieron las mismas formaciones, con un Deportivo Cuenca decidido a recuperar su fútbol porque sabía que los tres puntos le servían para mantenerse dentro de la pelea por el primer lugar. Mientras que  Emelec, al ser los ‘morlacos’ un directo rival en la tabla de posiciones, esperaba y adelantaba sus líneas cuando las condiciones le permitían.

Al minuto 51 el técnico Schurrer, sacó a Édison Preciado y puso al delantero cuencano Diego Ávila, quien al final no fue el soporte que el estratega argentino esperaba en la ofensiva de su equipo. 

Dos minutos más tarde, el motor de los cuencanos, Uchuari, salió lesionado y eso disminuyó mucho más el rendimiento del equipo, que hasta ese momento no encontraba el camino para empatar el cotejo.

Cuando se jugaba el minuto 79 y Deportivo Cuenca trataba de llegar con más claridad para empatar el partido, un tiro desde fuera del área de Pedro Quiñónez -que había entrado nueve minutos antes- convirtió el segundo gol del encuentro.

Tras esta conquista, Deportivo Cuenca selló su mala presentación. Sus jugadores intentaron llegar al arco de Dreer pero sin mayores posibilidades. Emelec en cambio con el marcador a su favor jugó con mayor tranquilidad, comandados en la defensa por Jorge Guagua que regresó luego de un año a ser titular en un encuentro. “Jorge (Guagua) hizo un trabajo muy fuerte la última semana y quisimos que haya un aporte de experiencia en este partido”, dijo Héctor Rodríguez, asistente de Alfredo Arias.

“Sabíamos lo fuerte que era jugar en Cuenca, pero tomamos todas las previsiones durante la semana”, agregó Rodríguez, quien asiste regularmente a las ruedas de prensa en lugar del entrenador uruguayo.

“Las lesiones provocaron que hagamos cambios obligados y eso trastocó nuestra planificación”, explicó el técnico Gabriel Schürrer, quien reconoció que Emelec fue superior en el campo de juego.

“A nadie le gusta perder. Vamos a seguir en nuestro objetivo y seguiremos trabajando como siempre”, señaló el técnico argentino, mientras uno de los goleadores del campeonato, Juan Ignacio Dinneno, indicó que no jugaron bien y que las lesiones (Andrés Oña y Uchuari) pesaron dentro del campo. “Vamos a seguir adelante aún el campeonato está largo”, manifestó. (I)

 Datos

Más de 14.000 aficionados llegaron hasta el estadio cuencano Alejandro Serrano Aguilar. Los precios subieron en la general en un 45%; sin embargo, los aficionados respondieron al llamado de los dirigentes.

Los fanáticos cuencanos aún mantienen sus esperanzas de recuperar la punta el próximo viernes 29 frente al mismo Emelec, en el partido de revancha en Guayaquil.

En los próximos días los dirigentes morlacos viajarán hasta Argentina para arreglar con los empresarios de Gabriel Schurrer y alargar su contrato por dos temporadas más.

Los rojos ya empiezan a hablar del próximo año. La Noche Colorada será, con seguridad, con un equipo de la MLS y también traerán a una exfigura del fútbol para atraer a los hinchas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: