Miércoles, 19 Octubre 2016 00:00 Fútbol Nacional

El 'Ídolo' tiene dos misiones ante la 'U'

Álex Aguinaga (izq.) director técnico de Liga de Quito y Guillermo Almada, estratega de Barcelona
Álex Aguinaga (izq.) director técnico de Liga de Quito y Guillermo Almada, estratega de Barcelona

Los ‘toreros’ buscan ganar por primera vez -en 19 años- en el estadio de Ponciano y, además, mantener la diferencia de cinco puntos en la tabla de posiciones, con su escolta Emelec. Los ‘albos’ quieren ampliar el invicto en su reducto y seguir en la pelea por ganar la etapa, aunque la diferencia con el líder es de 10 unidades. Será el partido número 45 en el escenario quiteño.

Redacción Fanático

Liga de Quito y Barcelona jugarán hoy, desde las 19:15, en el estadio Casa Blanca el partido más importante de la fecha 14 de la segunda etapa del torneo ecuatoriano.

Los ‘toreros’ llegan en uno de sus mejores momentos deportivos de los últimos cuatro años. Ubicados en el primer lugar de la fase con 30 puntos -y dos partidos menos- necesitan una victoria para conseguir dos objetivos: ganar por primera vez en el estadio Casa Blanca y de esa manera mantener los cinco puntos de diferencia con su escolta, Emelec.

En los 19 años en que Barcelona visita a Liga de Quito en el estadio Casa Blanca, en cuatro ocasiones ha estado cerca de quedarse con los tres puntos; la última vez fue en 2012, cuando Claudio Bieler igualó en la última jugada (ver fotohistoria).

Los ‘casi’ triunfos de Barcelona en Casa Blanca. De izquierda a derecha : el 8 de septiembre de 2002, Liga gana con un gol a los 102’ debido a que el árbitro Byron Moreno alargó el juego. El 22 de diciembre de  2002, en los últimos minutos anularon un gol a Eduardo Hurtado. El 17 de diciembre de 2006, Alberto Capurro falló frente al arco, luego hubo una gresca. El 5 de agosto de 2012, Díaz marcó 2 tantos y Claudio Bieler empató 2-2.

La principal duda en el equipo que dirige Guillermo Almada es la lesión muscular de Matías Oyola. El volante argentino-ecuatoriano no entrenó con sus compañeros en la práctica del lunes, en su lugar hizo labores de rehabilitación con el cuerpo médico.

Xavier Arreaga, quien será titular junto con Darío Aimar en el centro de la zaga, adelantó que la estrategia será  neutralizar el juego de Liga de Quito, ya que en su estadio es fuerte. Para eso, en el último entrenamiento, el DT trabajó ejercicios de marca y presión en espacios reducidos. “Ellos en condición de local van a querer imponer su ritmo, nosotros, inteligentemente, manejarlos”.

Almada, que según la prensa de Uruguay está en los planes para dirigir a Peñarol, explicó que en Quito el plan será mantener el balón y evitar de esa manera que su rival realice su juego. Aunque destacó el nivel de su equipo, en el último partido ante D. Cuenca, cree que se deben corregir algunas falencias, como la definición. “Nunca me van a ver conforme, así vayamos 20-0. No tuvimos una efectividad tan alta como pudimos esperar (...). La mejor manera de mantener lo que hemos logrado hasta ahora es marcando goles”.

Liga quiere ampliar su invicto

Para los ‘albos’ la misión principal será conservar el invicto de 19 años en su reducto sobre los ‘toreros’. José Cevallos -quien marcó dos goles en el último encuentro ante Aucas- aseguró que Barcelona no los asusta y pidió el apoyo de los hinchas para derrotar al equipo presidido por su padre. “Vienen bien, pero la historia dice que nunca han ganado acá (Casa Blanca). Hay que tratar de jugar al fútbol y no pelear”.

Luis Romero, quien será titular esta noche, coincidió con Cevallos en que lucharán por sostener el invicto en su estadio por mucho tiempo más. El zaguero ‘albo’ descartó que existan problemas con el delantero amarillo Jonathan Álvez y rescató la amistad que hubo cuando el uruguayo jugó con los universitarios.

“La camiseta de Liga de Quito te obliga a ganar siempre y estar en lo más alto de la tabla de posiciones”.

Álex Aguinaga, DT de Liga (Q), no contará para este compromiso con los lesionados Norberto Araujo y Ezequiel Benavides; tampoco con Édison Vega, por expulsión.

Al rol titular retornaría -según se observó en las últimas prácticas- el volante uruguayo Brahian Alemán.

El ‘Güero’ destacó el trabajo que realizan sus jugadores por ambas bandas, por donde nacieron las dos anotaciones el sábado pasado ante Aucas en Casa Blanca, pero le preocupa que algunos de sus dirigidos tomen otro tipo de decisiones durante los partidos.

El triunfo ante los ‘orientales’, puso a Liga de Quito nuevamente en pelea por ganar la segunda etapa, pero Aguinaga cree que su rival llega en un mejor momento. “Barcelona nos está llevando demasiada ventaja real, nosotros vamos paso a paso, no podemos volar a diciembre”.

Los ‘albos’ llegan al partido de esta noche ubicados en la cuarta posición de la segunda fase con 20 puntos, a 10 del líder. En la tabla acumulada los ‘azucenas’ son quintos con 51 unidades. Las metas que maneja el club capitalino son ganar la etapa para jugar la final y clasificarse a una copa internacional.

El encuentro será conducido por Roddy Zambrano, quien hace tres fechas expulsó al ‘torero’ Damián Díaz. “Uno siempre trabaja para este tipo de partidos con mucha expectativa, seriedad y responsabilidad. Se viven estos encuentros intensamente, tratamos de vivir también esa efervescencia”, dijo el árbitro.

"El gol que me anularon en 2002 en Casa  Blanca fue legítimo"  

Eduardo Hurtado es uno de los ecuatorianos que más camisetas ha vestido en toda su carrera. Entre las más importantes están la de Liga de Quito y Barcelona, lo que lo convierte en uno de los referentes en este tipo de partidos. Hoy imparte sus conocimientos y experiencia en la academia que lleva su nombre en Posorja y en la escuela de fútbol de la Prefectura del Guayas, en Daule.  

¿Se puede considerar el partido entre Liga (Q) y Barcelona un clásico nacional?

Yo diría que en los últimos años puede considerarse un clásico ecuatoriano, por todo lo que ha ganado Barcelona y ha conseguido Liga (Q). No olvidemos que Barcelona fue finalista de la Libertadores y Liga, campeón.

¿Qué significa para las hinchadas este partido?

En este preciso momento, para la hinchada de Liga es más que importante, por todo lo que se ha dado: Barcelona le ha ganado los dos partidos en Guayaquil y uno por goleada (5-0) y los ‘albos’ están deseosos de poder desquitarse. Para los fanáticos de Barcelona es tratar de cambiar la historia en Quito, que es su ilusión.

La hinchada amarilla es una de las mejores del país, porque llena estadios y grita los 90’, y más ahora que está en los primeros lugares. Mientras que los fanáticos de Liga están tratando de volver al estadio, sí apoyan y gritan, pero no están llenando su escenario.

¿Por qué cree que se le ha hecho difícil ganar a Barcelona?

Porque siempre es complicado medirse con un equipo como Liga, por ahí la preparación es distinta para darse el lujo de enfrentarse a Barcelona. Me acuerdo de que si debíamos trabajar a doble o triple turno lo hacíamos, porque es un rival muy complicado y, además, porque te ven en todas partes del mundo. A Barcelona se le ha hecho complicado por eso.

¿Influye en este tipo de juegos la forma en que llegan los equipos?

Eso queda de lado, aunque Barcelona está bien y estamos conscientes de eso. Los jugadores saben que este cotejo es distinto y que tienen que ganarlo, no importa quién está puntero. Creo que los jugadores se preparan de una mejor manera para este clásico.

¿Cuál es el gol que más recuerda?

Uno que le marqué a Barcelona en el estadio Monumental. Hice una corrida, ante un buen pase de Álex Escobar, a las espaldas de Alberto Montaño y Jimmy Montanero. Llegué, controlé el balón y definí a un lado, creo que José Francisco Cevallos era el arquero.

¿Qué recuerda del gol que le anularon en 2002 jugando con Barcelona en Casa Blanca?

Me acuerdo de todo. Tanto que la dirigencia de Barcelona pidió árbitros extranjeros (brasileños). Yo estuve en la banca entré en el segundo tiempo con la ilusión de marcar un gol y justo se dio la oportunidad. Recuerdo que cuando salgo a celebrar me doy cuenta de que el juez de línea levantó la bandera y anuló el tanto. Nos quedamos con esas ganas de poder ganar ese partido y salir campeones.

Hubiese significado muchísimo ya que fui campeón con Emelec, con Liga de Quito, solo me faltó ganar el título con Barcelona.

¿Cómo asimiló esa decisión luego del partido?

Revisé la jugada al siguiente día, incluso hasta ahora la sigo viendo con familiares y amigos y seguimos manteniendo que fue un gol legítimo. Pero así es el fútbol, ese día fue muy molestoso, no pudimos hacer nada y nos quedamos con ese segundito de decir que fuimos campeones. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense