Viernes, 20 Enero 2017 00:00 Fútbol Nacional

El 'Beto' Araujo disputará su último año con Liga-Q

El defensa Norberto Araujo (der.) fue uno de los primeros que recibió a Hernán Barcos en el plantel.
El defensa Norberto Araujo (der.) fue uno de los primeros que recibió a Hernán Barcos en el plantel. Fotos: John Guevara / El Telégrafo

El futbolista cumplirá 39 años en octubre y anunció que se retirará tras el torneo. Este 2017 se recibirá como DT.

Redacción Fanático

Norberto Araujo se entrena en Liga de Quito como si se tratara de su primera temporada en el club. En este año va por la décima en el equipo ‘albo’, que sería la última de su carrera -en octubre cumplirá 39 años- por lo que la quiere disfrutar al máximo. El ‘Beto’ ganó el campeonato nacional en su primera temporada (2007) y en la última quiere hacerlo de la misma manera.

Araujo pudo alargar su carrera porque nunca sufrió lesiones de consideración y porque supo cuidarse bien para mantenerse físicamente. Solo en abril del año pasado le detectaron una diplopía (enfermedad que provoca doble visión), pero la superó y volvió a jugar el campeonato.

Hoy, el actual capitán del equipo no tendrá tanto protagonismo como en los torneos pasados. Según lo presentado por el entrenador uruguayo Gustavo Munúa, los titulares en el centro de la zaga serán Horacio Salaberry y Luis Cangá. El ‘Beto’ quedaría como alternativa.

“Jugar en el equipo B no me preocupa. Al contrario, me pone contento si hay alguien mejor en el puesto. Lo importante es el grupo y que podamos consagrarnos este año. Si me toca estar en la banca o en las gradas, siempre voy a apoyar igual. A los jóvenes trataré de apoyarlos con la experiencia que tengo”, dijo el argentino.

En esa posición también están expectantes por una oportunidad Édison Carcelén y John Narváez. Araujo es el más experimentado de la plantilla y espera transmitir sus conocimientos a los que vienen detrás, junto a Daniel Viteri (35 años), Hernán Barcos (32) y el recién llegado Rubén Olivera (33).

El defensa central ya se olvidó de la campaña del año pasado, en la que el equipo no rindió y fue objeto de críticas por parte de la hinchada. El plantel, que peleaba por un cupo a la Copa Libertadores de América, quedó relegado en la tabla de posiciones y le alcanzó para ingresar a la Copa Sudamericana.

“Yo no soy de buscar excusas por lo que sucedió el año anterior. Cometimos muchos errores y ahora solo pensamos en reponernos. Hay mucha ilusión de que empiece el campeonato y poder demostrar el potencial de este plantel”, agregó.

Sobre ese potencial, Araujo destacó la llegada del argentino Hernán Barcos para cerrar con un referente a la plantilla. El ‘Pirata’ se reencontró con el defensa, con quien coincidió en su etapa en 2011. Solo él y el portero Daniel Viteri fueron parte del club esa época.

Araujo insiste en que los jóvenes tomarán la batuta en los próximos años, por lo que él trata de orientarlos para que sean un mayor aporte para el club. “Les digo que no hay que cambiar de equipo solo por cambiar. Es importante dejar una huella importante y eso he tratado de transmitirlo”.

El ‘Samurai’, como también lo conocen los hinchas de Liga de Quito, finalizará su carrera con el club con el que ganó todo. No es común que en un palmarés figuren más títulos internacionales, que los locales. Araujo levantó la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y en dos ocasiones la Recopa, mientras que tiene dos títulos a nivel nacional con los ‘albos’.

El 2016 pasado cumplió 20 años de carrera profesional, desde su debut en 1996. Su ilusión es continuar vinculado al fútbol tras dejar la actividad, por lo que este año se recibirá como entrenador en el instituto de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Lo hizo a distancia, pero no tiene claro aún si enseguida se dedicará a la dirección técnica.

El argentino nacionalizado ecuatoriano lleva 319 partidos con Liga de Quito, entre campeonato nacional, Libertadores, Sudamericana e incluso el Mundial de Clubes, cuando en 2008 enfrentó al Manchester United en la final.

Tuvieron que pasar 7 años para que Araujo pueda anotar con Liga de Quito. Se dio en la temporada 2014, contra Olmedo, en un partido que terminó 1-1. El zaguero contó que sus compañeros lo molestaban porque era prácticamente el único de la plantilla que no había anotado y después del tanto que logró, no se detuvieron las bromas.

El gol nunca fue una prioridad para él, contrario a otros defensas que siempre buscan el arco rival en los tiros de esquina o en los tiros libres cercanos al área.

Su tarea siempre fue evitarlos, por lo que se mantenía en otras labores. En 2017, más allá de los goles que pueda hacer, la intención del ‘Samurai’ es jugar y aportar como lo ha hecho en una década. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo

Google Adsense