Lunes, 07 Noviembre 2016 00:00 Fútbol Nacional

El 7-N de 2001, día histórico para Ecuador

El 7-N de 2001, día histórico para Ecuador

Hoy se cumplen 15 años de la primera clasificación del equipo abanderado a un mundial absoluto. La campaña fue tan buena que es la mejor del elenco nacional en competencias clasificatorias a torneos planetarios. El técnico Alfredo Encalada cita que esta hazaña es fruto de un largo proceso que el estratega colombiano Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez culminó con éxito.

Javier Tamba

Un cigarrillo a medio fumar y el enojo de un colega antecedieron el gol con el que Jaime Iván Kaviedes empató el partido Ecuador-Uruguay del 7 de noviembre de 2001.

Era miércoles y la mayoría de habitantes del país centraba sus ojos en el estadio Atahualpa. Después de 4 décadas de intentos fallidos la posibilidad de clasificar a un mundial de fútbol por fin tenía más rostro de realidad que de utopía.     

El periodista Fausto Zambrano (61 años) era uno de los 45.000 aficionados que tragaban saliva en el escenario capitalino, se jugaba el segundo tiempo, y la ‘Celeste’ ganaba 1-0 con definición de Nicolás Olivera, quien a los 43 minutos anotó de tiro penal.

Cansado de restregarse las manos, Zambrano encendió un cigarrillo. Jaime Naranjo, uno de los colegas que lo acompañaba en el palco de la Asociación de Periodistas Deportivos de Pichincha (APDP), le reclamó por echar humo.

- ¿Qué le pasa compañero?, deje de fumar.

- Perdone doctor, estoy fumando por cábala. Le aseguro que Ecuador va a empatar antes de que me termine este tabaco.

Casualidad o no, instantes después de la leve discusión, a los 72 minutos del encuentro, Kaviedes cabeceó un centro de Álex Aguinaga... ¡Goool! Ecuador conseguía la igualdad y con ello el puntaje que lo metía en la Copa del Mundo ‘Corea-Japón 2002’. La emoción era total; olvidando la controversia que los enojó minutos antes, Zambrano y Naranjo se fundieron en fuerte abrazo, abrazo que se repitió al final del compromiso y se llenó, incluso, con algunas lágrimas.

Autor de los libros ‘Sí se pudo’ y ‘Sueño cumplido, Ecuador mundialista’, referidos a la primera presencia de la ‘Tri’ en un mundial absoluto, Zambrano atribuye aquella hazaña a 3 aspectos: el cambio de mentalidad que instó en los jugadores el técnico Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez; el factor altura, con un elenco competitivo, y una especie de “acuerdo general” entre aficionados, periodistas y directivos de balompié, que permitió pasar de un regionalismo radical a un regionalismo manejable, donde primó el objetivo nacional.

Un proceso, 3 entrenadores

- Tranquilo, tenga fe, Ecuador no va a perder.

- Tengo miedo, no quiero que la historia se repita.

En medio de ese diálogo, Alfredo el ‘Flaco’ Encalada y su esposa Jazmina, seguían las incidencias del duelo Ecuador-Uruguay en noviembre de 2001. Junto a ellos, sentados frente al televisor, estaban sus hijos: Andrés, Ana y Rubén. Eran los ecuatorianos residentes en San Miguel (El Salvador) que más sufrían con la derrota parcial 1-0 del combinado abanderado.

Encalada (59 años), único entrenador nacional que trabajó con Dusan Draskovic, Francisco Maturana y ‘Bolillo’ Gómez, técnicos que forjaron a la generación de exponentes que llevó a la ‘Tri’ a su primera cita global, recuerda el padecimiento y la posterior alegría que le produjo aquel lance.

Corrían 70 minutos del cotejo y la paridad no llegaba. Preso de la ansiedad, el ‘Flaco’ repetía lo difícil que era enfrentar a los ‘charrúas’. Dos minutos después, Kaviedes y Aguinaga le hicieron reír y llorar.

Encalada, quien en esa época orientaba al Dragón de la primera división de El Salvador, describe por qué aquella diana le resulta tan especial. “Fui compañero de Álex en Deportivo Quito, él era jovencito y yo lo protegía dentro y fuera de la cancha. Y a Kaviedes lo conocí adolescente, cuando dirigía a la selección sub-17, siempre nos llevamos bien. ¿Cómo no sentir felicidad si 2 de mis hijos deportivos acababan de cumplir el sueño de muchos ecuatorianos?”, manifiesta conmovido.

El estratega puntualiza, no obstante, que el anhelado boleto al evento universal fue fruto del trabajo que el montenegrino Dráskovic comenzó en las eliminatorias del mundial ‘Estados Unidos 94’ y que siguieron los colombianos ‘Pacho’ Maturana para ‘Francia 98’ y ‘Bolillo’ Gómez para ‘Corea-Japón 2002’.

A los 2 primeros no se accedió, pero se sentó la base del equipo que al tercer intento logró inscribirse en la brega planetaria. Elementos como el arquero José Francisco Cevallos, los zagueros Iván Hurtado, Ulises de la Cruz y Giovanny Espinoza; los volantes Álex Aguinaga, Cléver Chalá y Édison Méndez, y los delanteros Ángel Fernández, Agustín Delgado y Jaime Iván Kaviedes, se consolidaron con estos instructores.

“Con Dusan se crearon los grupos satélites en varios puntos del país, encontrando material humano apto para el fútbol de alto rendimiento en lugares como el Valle del Chota y la Amazonía, sitios que antes tenían escasa cabida dentro de nuestro mapa futbolístico. Dusan hizo que los jugadores se involucraran más con la sociedad, que visitaran hospitales, a personas pobres; Maturana les explicó lo importante de vestirse bien, de saber comportarse; Bolillo les enseñó el valor de representar a una nación”, detalla.     

Influyeron, además, en el despunte de Ecuador, que por primera vez se tuviera como sede única a Quito, con la ventaja de ser locales a 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar, y el sistema todos contra todos, que se aplicó desde el premundial de 1998.

Enfatiza, eso sí, que sin un buen desempeño, la altura no sirve, recordando que Gómez eligió a la ‘Carita de Dios’ como urbe anfitriona basándose en el éxito que, con un gran plantel, Bolivia obtuvo en La Paz durante las eliminatorias de la Copa Mundo ‘Estados Unidos 94’.  

El gol de la clasificación

El exariete Ángel Fernández (45 años), quien reemplazó al defensa Raúl Guerrón 5 minutos antes del gol de la clasificación a ‘Corea-Japón 2002’, cuenta que si a Kaviedes se le pasaba la pelota, él estaba listo para cerrar la jugada.

“La conquista es válida, al no tener posibilidades de llegar al balón, el golero Fabián Carini levantó los brazos como último recurso. Yo regresé a ver la decisión del línea. Al confirmar que no hubo offside, corrí a abrazarme con el ‘Bolillo’ y la gente de la banca”, rememora.

En una entrevista para EL TELÉGRAFO, el mismo Carini admitió que el tanto es legítimo, ya que su compañero Gianni Guigou habilitó la posición del ‘Nine’.   

El ‘Cuchillo’ pondera el aporte de Draskovic al dotar de mayor técnica, velocidad y potencia al futbolista criollo, y a los timoneles colombianos por el orden y el toque. Estos componentes le permitieron a la ‘Tri’ ser una escuadra sólida, que con 31 puntos quedó segunda tras Argentina (43), y por encima de Brasil y Paraguay (30), su mejor campaña en torneos eliminatorios. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense