Domingo, 12 Febrero 2017 16:54 Fútbol Nacional

Delfín vence a Barcelona y lidera el campeonato

Delfín vence a Barcelona  y lidera el campeonato
Foto: API
Andres Argudo

Delfín de Manta es el único líder del campeonato ecuatoriano de fútbol, después de vencer ayer 1-0 a Barcelona en el estadio Reales Tamarindos de Portoviejo. Los mantenses sumaron 7 puntos, producto de dos victorias y un empate en el inicio del campeonato 2017.

La cancha del estadio Reales Tamarindos no prestó las condiciones para que tanto Delfín como Barcelona muestren su fútbol. La lluvia  que cayó antes del encuentro sobre la ciudad manabita provocó que el césped se tornara blando y resbaloso. Con el correr del tiempo el gramado se desgastó más rápido en esas condiciones.

Más allá de esas circunstancias, la intención era proponer en el campo rival. Ambos conjuntos salieron a buscar el gol desde el inicio, con una ligera inclinación a favor de Barcelona, que tuvo en Marcos Caicedo a su futbolista más importante en la ofensiva.

El extremo izquierdo desbordó en varias ocasiones por esa banda para centrar al delantero Jonathan Álvez en algunas ocasiones. De parte de Delfín, el tridente ofensivo, conformado por Jacob Murillo, Carlos Garcés y Roberto Ordóñez, empezó a funcionar como en el encuentro anterior contra Liga de Quito.

En Casa Blanca, el equipo mantense se impuso 2-0 con un fútbol práctico e intentó demostrar aquello contra los ‘toreros’. Si había dificultades para jugar a ras de piso, por arriba el local encontró la forma de hacer daño.

Garcés desbordó por la derecha y lanzó un centro preciso al corazón del área, donde esperaba Murillo. El riobambeño se elevó entre Xavier Arreaga y Mario Pineida para rematar de cabeza hacia el piso, lo que hizo imposible que el portero Máximo Banguera llegara al balón (21’).

El futbolista de 23 años marcó a semana seguida luego del tanto que le anotó a los ‘albos’. Fue una de las figuras del encuentro en esa ocasión y en casa quería repetirlo.

El gol representó un impulso para Delfín para continuar atacando y por poco logra el segundo tanto poco después. La fórmula fue repetida, pero con diferentes protagonistas: Marcos Cangá lanzó un centro para la ‘Tuca’ Ordóñez y el atacante remató de cabeza casi calcado. Esta vez Banguera salvó su arco con una mano.

En el final del primer tiempo el uruguayo Matías Duffard fue expulsado por doble amarilla, lo que parecía complicar las intenciones del entrenador Guillermo Sanguinetti. Sin embargo, aquello no representó un problema en los primeros minutos de la segunda mitad.

Poco tiempo pasó para que Murillo sea desequilibrante de nuevo. Se movió con rapidez en el frente de ataque y disparó con potencia, pero Banguera supo reaccionar bien para despejar el remate.

El esfuerzo físico al estar con un jugador menos se notó conforme avanzaba el tiempo en Delfín. Tuvieron que cumplir con más funciones para detener al campeón, que buscaba con intensidad el empate.

Barcelona arrinconó a su rival y presionó siempre arriba, pero no pudo encontrar el camino para vencer al portero Pedro Ortiz. El golero tuvo una destacada actuación para defender su arco.

La desesperación consumió a Barcelona en la parte final del compromiso. Producto de aquello el capitán Matías Oyola fue expulsado por doble amonestación, tras una fuerte entrada sobre Ordóñez.

Al final del partido, el entrenador Guillermo Almada reclamó al juez central Guillermo Guerrero por el poco tiempo de adición y se lamentó por la derrota. (I)

Estricto control de seguridad marcó la jornada

Hinchas de la Sur Oscura de Jipijapa, llamada también Los del Norte, y Picoazá (Portoviejo) llegaron ayer a los exteriores del estadio Reales Tamarindos. Desde ahí escucharon por radio y miraban en sus teléfonos el partido, que adentro se jugaba entre Delfín y Barcelona.                                                   

A pocos pasos del ingreso, Juan Suárez lamentó no ver el partido en directo. “Nosotros aquí en Manabí no somos problemáticos, somos tranquilos. Sugiero a nivel nacional que esta barra se porte bien”. Su coterráneo Júnior Palma dijo  que la situación es difícil, por ello el sábado en la noche estuvieron en el hotel Oro Verde, donde se hospedó la escuadra ‘torera’, para apoyarla. “Debe haber una reunión a nivel nacional con la dirigencia para evitar que se repita lo sucedido la semana pasada”.

Al escenario solo llegaron unos 1.200 aficionados de ambos elencos. Para el hincha Silvio Chávez las entradas estuvieron caras. Destacó que es bueno que haya un estricto control de seguridad en los estadios como ayer.

Los distintos servicios de la Policía colaboraron hasta pasadas las 17:00. El subteniente Joffre Sanmartín indicó que se revisó a los hinchas para evitar ingreso de objetos, sin haber novedades. También hubo tres fiscales en graderíos. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter @Fanatico_ET

Twitter @Fanatico_ET