Domingo, 20 Noviembre 2016 00:00 Fútbol Nacional

Defensa de Luis Ch. apelará sentencia que lo condena a 10 años de prisión

Luis Ch., expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), fue sentenciado de manera oral a 10 años de privación de la libertad.
Luis Ch., expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), fue sentenciado de manera oral a 10 años de privación de la libertad. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

El fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, aclaró ayer que el exdirigente de la Ecuafútbol cumplirá su pena en un centro de rehabilitación y no en su casa.

Redacción Fanático

Los sollozos no se hicieron esperar. Familiares de los imputados descargaron en lágrimas la impotencia que los embargaba. Luis Ch., Hugo M. y Pedro V., exfuncionarios de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), fueron declarados culpables del delito de lavado de activos por el tribunal penal que manejó la extensión del caso FIFA Gate en Ecuador.

Los abogados de los imputados esperarán la sentencia escrita para, en base a los argumentos expuestos en ella, apelar la resolución ante la Corte Provincial de Pichincha.

Tendrán 3 días para presentar el recurso a partir de recibir el documento.

Al salir del edificio, Pedro V., excontador de la matriz del balompié nacional, vociferó palabras de grueso calibre, mientras era escoltado por guías penitenciarios que lo conducían de vuelta a la Cárcel 4 de Quito. Más sereno, Hugo M., extesorero de la FEF, iba un paso adelante; ambos cumplen prisión preventiva en el mismo centro penitenciario desde el pasado 7 de septiembre.   

Cabizbajo, casi descompuesto, y sin emitir comentarios a la prensa, Luis Ch., expresidente de la Ecuafútbol, caminó hasta una van Audi negra que lo trasladaría hacia su casa, donde guarda arresto domiciliario desde el 5 de diciembre de 2015. Ayer en una rueda de prensa en Quito, el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, aclaró que el exdirigente deberá cumplir la pena en los Centros de Rehabilitación Social y no en su casa. “En este país no existe la posibilidad de que la pena se cumpla en un domicilio. Esa es una medida sustitutiva válida solo durante la etapa de investigación”, advirtió Chiriboga. Además, anunció que el resultado de esta indagación será compartido con las fiscalías de Brasil, Perú, Paraguay, Bolivia y Argentina, que colaboraron con el Ministerio Público ecuatoriano.   

El tribunal, presidido por la jueza Miriam Escobar, encontró culpables de blanqueo de capitales a Luis Ch. y Hugo M. y los sentenció 10 años de privación de la libertad.   

El monto del ilícito sería de $ 6’119.559, por lo que, de acuerdo al artículo 317 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), además de ir tras las rejas, sus bienes serían decomisados y tendrían que pagar una multa equivalente al doble del monto objeto del delito, es decir $ 12’239.118. La magistrada detalló que, durante el período 2010-2015, el dinero lavado se fusionó con recursos legales que ingresaron a la FEF.  

Esto se produjo modificando asientos contables bajo la figura de donaciones provenientes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a través de un fondo rotativo para el cual se utilizó empresas fachada (legalmente constituidas, pero sin los medios mínimos para el desarrollo de su actividad). Mediante apropiación de fondos de la FEF con la renta de inmuebles; sin emitir comprobantes de un porcentaje del dinero que recibió de las compañías Full Play, Cross Trading y Sport TV.

Luis Ch. habría aprovechado su condición de representante legal de la FEF para lavar activos y obtener beneficios económicos y materiales; en tanto Hugo M., pese a conocer la procedencia ilícita del dinero, habría contribuido a su registro en las arcas de la entidad.

A Pedro V. se lo señaló como cómplice porque habría reclasificado dinero de transferencias de procedencia ilícita y habría disimulado la salida de esos rubros desde la FEF. El veredicto de los jueces en su contra fue de 3 años con 4 meses de cárcel, decomiso de propiedades y la multa antes explicada.

Mauricio Garrido, uno de los abogados de Luis Ch., aclaró que su cliente y los otros procesados mantendrán su inocencia hasta que exista una sentencia judicial condenatoria ejecutoriada. Los defensores apelarán la resolución del tribunal penal y llevarán el caso a todas las instancias que la ley les permite. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense