Lunes, 21 Noviembre 2016 15:12 Fútbol Nacional

El directorio de la FEF analiza contexto de investigación que le seguirá la Fiscalía

Luis Ch., expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), fue sentenciado el viernes a 10 años de privación de la libertad.
Luis Ch., expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), fue sentenciado el viernes a 10 años de privación de la libertad. Foto: Archivo
Redacción Web-Agencias

Álex De la Torre, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), evitó pronunciarse este lunes sobre la sentencia condenatoria que, en razón del delito de lavado de activos, dictó el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha en contra de Luis Ch., Hugo M. y Pedro V., exfuncionarios de la institución.

Tampoco opinó acerca de la disposición de dicho tribunal a la fiscal Diana Salazar sobre extender la investigación a los otros miembros del directorio de la FEF, entre ellos él y Carlos Villacís, sucesor de Luis Ch., en el principal sillón de la entidad.

El directorio debía reunirse ayer para evaluar el tema. De la Torre detalló que los directivos analizarían el contenido de la sentencia oral que dictó el pasado viernes en Quito el tribunal penal, integrado por los jueces Miriam Escobar, Edmundo Samaniego y Luis Tufiño.

De acuerdo al fallo de los magistrados, Luis Ch. y Hugo M., expresidente y exdirector financiero de la Ecuafútbol, son coautores de blanqueo de dinero, pues habrían contaminado fondos lícitos de la FEF con dinero de origen ilegal.

El monto de la transgresión sería de $ 6’119.565, que se habría movido a través de supuestas donaciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), en depósitos sin comprobantes de pago por los derechos de transmisión de los partidos de la Selección Ecuatoriana, de capitales que eran transportados en vehículos blindados, de un fondo rotativo con el que se pagaba a proveedores (empresas fachada) y por la apropiación directa de recursos de la FEF, mediante el arrendamiento de inmuebles.

Dentro de las irregularidades constarían $ 3’970.337, fruto de desembolsos no facturados de las empresas de marketing Full Play, Cross Trading y SporTV, cuyos dueños son Hugo y Mariano Jinkis, empresarios argentinos que son procesados por la justicia de su país dentro del escándalo de corrupción conocido como FIFA Gate. Según la Fiscalía de los EE.UU., los Jinkis habrían entregado sobornos a directivos de la Conmebol y de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf), para obtener los contratos de mercadeo deportivo.

Mauricio Garrido, uno de los abogados de Luis Ch., ratificó que mientras no exista sentencia ejecutoriada su representado mantiene la presunción de inocencia, y en torno a los Jinkis mencionó que todavía no son declarados culpables.

Recordó que la Conmebol fue allanada por autoridades judiciales paraguayas y estadounidenses, quienes se llevaron información y lo más probable es que dentro de esos documentos estén los respaldos contables que la Fiscalía ecuatoriana califica como ingresos ilícitos ($ 2’149.228). “La fiscal Salazar viajó a Paraguay ¿Hay una validación de que no existe esa información?”.

En torno a las 47 ocasiones en las que coches blindados llevaron dinero de la FEF, dijo que con ese dinero se cubrieron algunos gastos, entre ellos viáticos a los jugadores de la ‘Tri’, directivos y cuerpo técnico. Los defensores de los 3 imputados apelarán el veredicto: 10 años de cárcel para Luis Ch. y Hugo M. y 40 meses para Pedro V., excontador de la FEF, por hallarlo cómplice. Además, se les decomisaría los bienes y tendrían que pagar una multa superior a los $ 12’000.000. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Lunes, 21 Noviembre 2016 23:19

Promo

Google Adsense