Miércoles, 04 Octubre 2017 00:00 Fútbol Nacional

El defensa de 33 años acude hoy a la comisión médica de la FEF

Checa tomaba sibutramina para bajar de peso

El defensa central Luis Checa (izq.), junto a su compañero Víctor Macías durante un entrenamiento de Clan Juvenil en Sangolquí.
El defensa central Luis Checa (izq.), junto a su compañero Víctor Macías durante un entrenamiento de Clan Juvenil en Sangolquí. Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

La sustancia es calificada por la FIFA como un estimulante. El jugador no consultó con el galeno del club.

Redacción Fanático

El defensa de Clan Juvenil, Luis Checa, deberá presentarse hoy, a las 10:00, en la Comisión Médica de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), donde se tratará su caso de dopaje positivo. La muestra fue tomada el pasado 4 de junio, después del partido entre su club y Deportivo Cuenca en Quito.

En ella, luego de los análisis que se realizaron en el Laboratorio de Control Antidopaje en Santiago de Cuba, el resultado fue positivo con la presencia de sibutramina metabolitos M1, M2 y PC. Esa sustancia es calificada por la FIFA como estimulante específico y por eso su prohibición.

La sibutramina es usada para bajar de peso. Sin embargo, en 2011,  en el país se prohibió la venta de adelgazantes con esa sustancia. El directivo del conjunto de Sangolquí, José Mantilla, indicó en una entrevista con radio La Deportiva que el central no tenía conocimiento de que lo que tomó contenía sibutramina ni que era algo prohibido.

Checa estará en la FEF junto a directivos del club y el médico, Raúl Gallegos, que se incorporó al plantel hace 15 días. Según detalló Mantilla, una persona de un gimnasio recomendó a Checa tomar el producto para bajar de peso y en la etiqueta se lo anunciaba como 100% natural, por lo que el defensor lo consumió sin preocupaciones. Incluso no lo comentó con el médico, pues, al ser natural, consideró que no habría problema en tomarlo.

“Ya venía consumiendo el producto hace algún tiempo. Lamentamos el hecho y él tendrá todo nuestro respaldo”, señaló Mantilla. Checa presentará su defensa y también podrá solicitar una contraprueba del análisis.

Según el artículo 179 de la Comisión Disciplinaria, si un jugador da positivo en un control antidopaje -no se especifica si varía dependiendo de las sustancias-  será suspendido por dos años. Si reincide, la pena será de por vida lejos del fútbol profesional.

La Comisión Médica de la Ecuafútbol recibió los resultados de la prueba de orina de Checa el pasado 20 de septiembre y el 26 se notificó del particular al presidente de la entidad, Carlos Villacís. Después se comunicó al equipo y al jugador, que ha preferido mantenerse en silencio hasta su presencia en la sede de la FEF en Guayaquil.

Checa llegó al equipo, que ascendió para esta temporada por primera vez a la serie A, como uno de los más experimentados. El jugador de 33 años pasó por El Nacional, Deportivo Quito, Aucas y Barcelona antes de llegar a Sangolquí.

Por otra parte, en el mismo club sangolquileño existen problemas de índole económica. Algunos jugadores no han cobrado sus salarios entre dos y tres meses, mientras que otros colaboradores internos no lo han hecho hasta en cuatro.

Aquello ha provocado que los futbolistas se paralicen ante la situación incómoda que viven. El lunes pasado no se entrenaron, mientras que ayer ya lo hicieron, pero tuvieron una conversación con los directivos para solventar los inconvenientes económicos.

“Estamos atrasados en el tema del pago, pero no es menos cierto que se están haciendo los esfuerzos. Hablaba con los más grandes y les decía que los directivos, por ahí, tienen para pagar un mes. Pero luego sale una deuda que se debe pagar o si no te descuentan los puntos”, dijo el entrenador argentino Julio Asad.

El estratega se mostró confiado de que los dirigentes de Clan Juvenil solucionarán la crisis por la que atraviesa el equipo. “Ante todo fui jugador, y antes de ser jugador salí de una familia humilde. Sé lo que es no comer por una semana. Me pongo en el lugar del jugador porque sé por lo que pasa”.

“Si unos jugadores han cobrado y otros no lo hemos hecho, me parece muy mal como grupo. Eso no cabe en el profesionalismo”, expresó el portero Wilmer Zumba, sobre la inconformidad en los procesos de pagos en el equipo. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter @Fanatico_ET

Twitter @Fanatico_ET