Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00 Regional Manabí

Un centro atiende a madres con pérdidas neonatales e infantiles

María Luisa Zambrano (i) es la creadora del centro, que funcionará en la Iglesia Perpetuo Socorro.
María Luisa Zambrano (i) es la creadora del centro, que funcionará en la Iglesia Perpetuo Socorro. Foto: Leiberg Santos / El Telégrafo

El proyecto busca servir a la sociedad, a las familias y en especial a la mujer que ha sufrido estas situaciones con ayuda emocional, psicológica y espiritual.

Vivian Zambrano Macías

María Luisa Zambrano toma fuerza. Su voz por ratos se quiebra, pero se repone, mira la hora y lanza: “Son las 12:38 del 29 de agosto de 2017, en este horario y día dejo inaugurado el Centro de Ayuda Emocional y Psicológica para Madres con Pérdidas Neonatales e Infantiles Francesquito y Luccianito de Manta”. 

Para ella, es unmomento relevante porque puso en marcha un proyecto que a nivel personal quería cumplir. Lo define como su aporte a la sociedad, en especial a un sector de la población que lastimosamente ha sufrido en algún momento de su vida una pérdida irreparable, como es la muerte de un niño.

En una breve reseña narra que la idea de crear este centro surgió el año pasado, luego de que en enero se convirtiese en madre de gemelos los cuales murieron. Francesco falleció a los 4 días y Lucciano Morales Zambrano a los 12 días.

Comenta que cuando pasa esto “es algo muy difícil de asimilar, ya que en la etapa del embarazo, los padres se hacen ideas y piensan lo que quieren que su hijo sea. Cuando parten de este mundo, quedan muchos vacíos y problemas emocionales para la familia, en especial para la madre, nadie la entiende”.

Asegura que su caso fue una mala práctica médica y que luego de las investigaciones respectivas inició un proceso legal, pero que la causa fue archivada.

La atención en el centro de ayuda emocional se dará de manera gratuita, los lunes y viernes (de noche) en la iglesia del Perpetuo Socorro de Manta.

María Luisa destaca que la misión del centro es servir a la sociedad, a las familias y en especial a la mujer que ha sufrido este tipo de pérdidas con ayuda emocional, psicológica, incluso espiritual necesaria mediante terapias, charlas y sesiones, tanto personales como grupales, además de varios talleres, paseos y actividades recreativas.

La fundadora explica que la visión es que este centro sea en los próximos años reconocido por organizaciones internacionales. 

Expresa que entre los objetivos del centro está llegar con ayuda al mayor número de familias y en especial capacitar a la ciudadanía sobre los estragos psicológicos y emocionales por los que atraviesa una mujer después de una pérdida.

Zambrano asegura que de las personas que han sufrido una pérdida de un menor en la familia, la mayoría no han recibido la ayuda psicológica y terapéutica necesaria; “todavía siguen viviendo los estragos de esta pérdidas”.

La dirigente hace eco de una frase de la psicóloga perinatal Sandra Zorro, que dice: “No podremos evitar la pérdida ni el dolor, pero sí podemos ayudar a que el camino sea más respetado”.

Este centro cuenta con ayuda de expertos y estudiantes de los últimos años de Psicología de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.  Algunas alumnas, como Sasha Briones, Dayana Ángel, Génesis Macías y Lady Valencia, van a apoyar en el proceso de las terapias.

Génesis y Lady explican que van a brindar un acompañamiento a las personas que están pasando este proceso de duelo.

El psicólogo Bolívar Quimí, quien es parte del grupo de trabajo del centro, detalla que la ayuda profesional a la familia es muy importante, porque será el primer apoyo para una madre que ha sufrido una pérdida. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense