Tres jóvenes mantenses formaron un taller de bicicletas inclusivas

- 02 de Septiembre de 2017 - 00:00
Jipson Palacios pasea a Adelina Espinales en una bicicleta donde adaptó una silla de ruedas.
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

La finalidad de los vehículos es que sirvan para sacar a pasear a personas con discapacidad. El primer modelo fue hecho en abril y fue entregado al Patronato.

En abril pasado, Jipson Palacios (22 años) habló con sus amigos, Byron Santillán y Jonathan Pinargote, para realizar un emprendimiento relacionado con la mecánica. Les propuso ser parte del proyecto y comenzaron en ese mes a elaborar bicicletas inclusivas.

La fabricación se dio atendiendo el pedido de Atenaida Macías, subdirectora del Área de Discapacidad del Patronato de Manta, donde querían incorporar bicicletas adaptadas  con sillas de ruedas para paseos de personas con discapacidad.

Así, Jipson tomó el contrato y puso manos a la obra con los otros dos jóvenes. “Nos tomó como un mes hacer las siete primeras bicicletas inclusivas, aprovechábamos el tiempo libre”, explica.

En esos días se sentían más motivados que nunca, porque estaban experimentando algo nuevo. “Teníamos, además, la intriga de ver cómo nos iban a quedar”. Los tres se guiaron con modelos de internet.

Una vez que ya tuvieron las bicicletas y las sillas de ruedas, compraron tubos de algunas medidas, usaron máquina cortadora, soldadura y remaches. Otra de las metas  fue hacer el vehículo de máximo 25 libras de peso.

Las bicicletas son modelo montañera (aros de 24 y 26). Una vez hecha la herramienta, Jipson paseó por el sector de La Pradera y de inmediato recibió buenos comentarios de quienes vieron el prototipo.

Tras hacer las primeras siete bicicletas adaptadas,su aspiración es que haya más pedidos para seguir en el trabajorecreacional para personas con discapacidad.

Solo la mano de obra para fabricar estas bicicletas inclusivas es de $ 100. Los jóvenes estiman que en total el vehículo saldría en$ 200. Jonathan Pinargote expresa para la fabricaciónsiguieron las pautas del ‘maestro’ Palacios. “Quedamos satisfechos al ver la realización del proyecto;esperamos que otrasciudades se interesen en implementar esta herramientas”.

Sus primeras siete bicicletas inclusivas ya son usadas en ciclopaseos. Una de las primeras personas que utilizó el vehículo fue Adelina Espinales. El paseo estuvo a cargo de Jipson, en las inmediaciones del Centro de Atención del Adulto Mayor, ubicado en la vía Circunvalación, a la entrada de Urbirríos.

“Este transporte está bien, me gustaría tener uno para pasear; le diré ami hijo que me consiga una bicicleta de estas”, indica la mujer de 53 años, que se moviliza con apoyo de un andador.

Al ver el desarrollo de este medio, Gema Arteaga, comunicadora del Patronato dice: “Me parecen fabulosas las bicicletas para los familiares de personas con discapacidad,especialmente para quienes tienen Parálisis Cerebral Infantil (PCI), así los niños se podrán animar y disfrutar mucho con los paseos.
Menciona que antes se habían elaborado en la ciudad  bicicletas inclusivas para invidentes (dos bicicletas adaptadas).

Para Carmen Menéndez, integrante del Consejo de Protección de Derechos de Manta,estas herramientas serán de gran apoyo para las personas con discapacidad.

“Estos vehículos generancondiciones de igualdad, para que las personas no se queden en su casa y puedan disfrutar de los espacios; eso es lo interesante, que la inclusión no solo sea en palabras sino un hecho, que la gente esté contribuyendo”. (I)