Rescates en menor tiempo, reto de salvares

| 04 de Febrero de 2017 - 00:00
Para carnaval habrá 19 salvavidas entre elementos de Salvares y voluntarios que vigilarán las playas en Manta, en la zona urbana y rural.
FOTO: Foto: Leiberg Santos / El Telégrafo

Debajo de una torre en la playa El Murciélago, Mauricio Pinargote observa el comportamiento del mar y el azul que lo embelesa. Quiere ingresar, pero decide sentarse sobre la arena, pues está izada la bandera roja que le advierte el peligro de bañarse en el lugar, por el oleaje.

Él llega desde Chone muy seguido a Manta para disfrutar de la playa. Cuenta que es un lugar donde entra al mar con confianza, porque cuenta con salvavidas.

“Con la presencia de personal especializado los visitantes se sienten más confiados. Esto es un punto a favor para que vengan más turistas”.

A pocos pasos de la orilla del mar, Ramón Delgado, del sector María Auxiliadora, de Manta, seca las gotas que dejó el mar en su cuerpo. Solo ingresó para mojarse los pies, porque ya fue avisado de que bañarse estaba restringido.

El salvavidas Pablo Banguera fue quien advirtió a Delgado sobre los peligros de ingresar al mar cuando hay bandera roja. Diariamente, los socorristas socializan con los turistas el tema de la importancia de aprender sobre la señalética.

Banguera es parte de la fundación Salvares, ente que tiene como reto a corto plazo reducir los tiempos en el rescate en las playas de Manta. Para esto, prevén conseguir herramientas, como una moto acuática y un bote.

Banguera carga consigo siempre un silbato de 40 decibeles, que es parte de las herramientas que tienen los guardavidas, para prevenir a las personas sobre los riesgos. Indica que también poseen boyas torpedos (15 en total) y aletas (10 pares), además de un motor para lancha.

Salvares también apunta a aumentar la señalética en el sector del rompeolas, que es muy peligroso para bañarse.

Son 8 integrantes de la fundación que el Gobierno local apoya dotando de recursos, que son destinados a sus salarios. Diego Casquete es el principal de Salvares; Casquete destaca que desde hace 4 años tienen con el GAD un convenio de cooperación mutua.

“Nosotros apoyamos en la seguridad acuática, pero solo de la playa El Murciélago, ya cuando es temporada abarcamos otros balnearios, menos las áreas rurales, porque no tenemos más personal”, detalla el dirigente, quien añade que también sería de ayuda contar con un cuadrón.

Brenda Terán, directora de Turismo del GAD local, indica que Salvares realiza un trabajo impecable. “Como organismo, nosotros tenemos que respaldar su trabajo y mantenerlos siempre equipados y cubrir todas sus necesidades; creo que hemos cumplido hasta ahora”.

La funcionaria detalla que para este carnaval el GAD se encuentra haciendo las gestiones pertinentes para equiparlos mejor.

“Manta es un cantón que tiene playas calmas y playas muy peligrosas también. La de El Murciélago, que es la más visitada, es una de las más peligrosas en el tema de remolinos y resacas, por lo cual se utilizan mucho las señaléticas de las banderas”.

La funcionaria lamenta la falta de apoyo por parte de las empresas privadas en el tema de seguridad en las playas.

“Como Municipio, nosotros estamos haciendo ya la inversión. Estamos buscando las lanchas de rescate”. Desde abril, Salvares estará a cargo de una silla anfibia que permitirá que las personas con discapacidad puedan bañarse en el mar de una forma más cómoda y segura. (I)
Para evitarito