Mujeres policías reciben reconocimiento por su lucha contra la violencia de género

| 11 de Septiembre de 2017 - 16:33

La policía Andrea Romero y la cabo Clara Zambrano recibieron un reconocimiento por la aprehensión de un hombre que intentó asesinar a su conviviente que prueba su don de servicio y humanismo a la hora de lucha contra la violencia de género en Chone.

Ambas trabajan en el Departamento de Violencia Intrafamiliar (Devif) de la Policía Nacional donde colaboran con las personas que han sido agredidas de forma física, psicológica y sexual. Asimismo, realizan acciones de prevención, a través de charlas en escuelas y colegios.

La causa de la distinción honorífica se remonta al pasado domingo 23 de julio cuando el 911 reportó que, en horas de la madrugada, una ciudadana fue ingresada al hospital Napoleón Dávila, debido a que supuestamente su pareja la había herido en varias partes del cuerpo con un machete.

Las agentes detectaron la ubicación del presunto agresor en el sector La Camilo y recibió prisión preventiva y reclusión en el Centro de Privación de Libertad de Bahía de Caráquez, por el presunto delito de tentativa de femicidio.

“Es muy duro ver a otra mujer maltratada de esa manera por su conviviente. Al principio sentí indignación y quería encontrarlo. En el momento que lo detuvimos tuve mucha paz y tranquilidad de que las autoridades pronto se encargarían de hacer Justicia. La labor en equipo y la buena relación laboral permitió que el procedimiento sea muy eficaz”, dijo la policía Romero.

En una ceremonia realizada en Ciudad Alfaro de Montecristi, las uniformadas recibieron un reconocimiento por parte de la Inspectoría General de la Policía Nacional. La entrega la efectuó Ramiro Mantilla, en ese momento Inspector General y ahora Comandante General de la Institución.

A sus 32 años de edad y seis años en la Policía, Zambrano sostuvo que “Mi hijo que tiene dos años de edad también estuvo conmigo. Quiero ser ejemplo para él y cuando crezca se sienta orgullosa de mí. Gracias a la Policía he podido tener un espacio de vida diferente, gracias aquello soy lo que soy y no permito que nadie atropelle mis derechos”.

Mientras que a Romero afirmó que ser uniformada desde hace cuatro años es un privilegio.

Ambas policías recomiendan a las mujeres no permitir el maltrato ni el atropello, y que observen el ejemplo de aquellas mujeres que han muerto por femicidio, frenen el ciclo de la violencia y se acerquen ante las autoridades a denunciar. (I)