El personaje

Entre la ecología y el servicio comunitario

- 23 de septiembre de 2017 - 00:00

Pedro Escobar Pazmiño, gestor turístico y ecologista

Pedro Escobar recorrió durante su juventud por todo el Ecuador y trabajó en diferentes lugares con propuestas ecológicas.

Este quiteño  solía vacacionar frente al mar, sin embargo se le presentó la oportunidad de comprar una propiedad, que era, según él, un verdadero paraíso.

La edificación estaba ubicada en San Clemente, centro de la costa manabita. Ahí nació el Hostal Peñón del Sol. Fue el primer proyecto ecoturístico en el litoral ecuatoriano cuando aún no existía el Ministerio de Turismo.

Pedro en ese entonces, Escobar no entendía sobre la calidad del suelo de Manabí y su clima.

 “Me di cuenta de que la provincia es cíclica, siete años secos, siete años húmedos. Cuando entendí eso pude ver un poco más allá, me conecté con el pueblo, e iniciamos el comité  pro mejoras para la zona.”

Pedro normó las actividades para crear ciclos de la pesca y tratar la basura.

“En la costa del cantón habían cerca de 3 mil larveros, usaban las redes una vez y las dejaban botadas. Me preocupaba mucho porque en el filo del mar hay microrganismos y cuando cernían la larva, dejaban los sobrantes en la arena en vez de devolverlos al mar. Esto iba a causar un impacto en el ambiente. Hablar de ecosistema cuando había abundancia no tenía sentido, pero algo se logró”, expresó.

Este emprendedor impulsó mesas de concertación hace 17 años con la prefectura. Así entonces, se creó la Corporación de Desarrollo Comercial, y como vicepresidente del Consejo Cantonal de Turismo de Sucre, trabajó para que Bahía de Caráquez quede dentro de la ruta del sol.

Este trazado nació desde San Clemente. Recuerda que visitó su propiedad un funcionario de la Comunidad Europea quien quedó encantado con el lugar y le compartió documentos para realizar proyectos turísticos. (I)

 

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: