En Flavio Alfaro hubo deslizamiento de tierra

| 13 de Febrero de 2017 - 00:00
En el sector Río Santo, de Santa Rita, en Chone, hubo inundaciones y deslizamientos. La Secretaria de Gestión de Riesgos evaluó los daños.
FOTO: Foto: cortesía

Técnicos de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) trabajaban ayer en el cantón Flavio Alfaro, el más afectado por el desbordamiento de los ríos Rancho y Pescadillo.

El río Garrapata, de Chone, que también se desbordó, afectó a más de 200 viviendas y sembríos en el sector rural. Las labores de limpieza se extendieron hasta el sector de Santa Rita, en donde hubo inundaciones y deslizamientos de tierra.

En Portoviejo, el Municipio desplegó brigadas por sus principales calles para que retiren el sedimento acumulado, mientras en Manta también se reportó al menos 2 barrios con agua estancada.

En la calle 107, los moradores mostraron su malestar y preocupación al ver el lugar inundado por aguas lluvias y servidas. La calle 105 de Tarqui permaneció anegada por varias horas la mañana del viernes pasado.  Los vecinos del lugar solicitan a las autoridades municipales gestionar el drenaje de las aguas lluvias para evitar la proliferación de los mosquitos.

En el sector conocido como La Bramadora un deslave afectó a cerca de 80 metros de carretera. La mañana de ayer maquinaria del Consejo Provincial trabajaba para retirar el lodo y las piedras.

Otros sectores, como La Estrella, El Mate, San Andrés, La Fortuna y Guabal resultaron afectados. Personal de Obras Públicas del Cabildo de Chone realizó la limpieza con maquinaria pesada.

Entre los pobladores de las zonas existe preocupación por la pérdida de los cultivos. Sin embargo, la SGR reportó que a las familias afectadas  en  Las Cañas, La Bramadora y Flavio Alfaro la mañana de ayer ya les había llegado ayuda humanitaria.

Perjuicios en El Oro

En esta provincia sureña, el cantón Huaquillas es el que más problemas tiene como consecuencia del invierno. Hasta este sitio han llegado
equipos de la SGR y de las Fuerzas Armadas  para ayudar a los habitantes de la ciudadelas inundadas.

Según reportó la Unidad de Monitoreo y Evaluación (Umeva), de la SGR, 11 familias (41 personas) fueron evacuadas para prevenir cualquier accidente. Las familias afectadas fueron acogidas en casa de parientes y amigos.

Además, hubo 5 derrumbes que interrumpieron por 3 horas la vía a Piñas-Zaruma.

Establecimientos educativos que estaban afectados, como la escuela Ciudad de Huaquillas, una escuela del milenio y el colegio Remigio Geo Gómez Guerrero, recibieron ayuda.

A más de esta localidad, cantones como Santa Rosa, Portovelo y Pasaje también han tenido complicaciones por el invierno, pero en menor grado, informó la Unidad de Monitoreo y Evaluación.

Mientras que en la provincia de  Santa Elena, hasta ayer las familias intentaban regresar a sus actividades cotidianas luego de que las lluvias afectaron a localidades como Chanduy y Ancón la semana pasada.

La Dirección de Riesgos del Municipio de Santa Elena reportó que se ha controlado el 70% de las inundaciones en las comunidades como Río Verde y Chanduy. También se superan los daños de las vías a Tugaduaja y a Ancón. (I)