Lunes, 17 Octubre 2016 00:00 Regional Manabí

La actividad fue afectada por el terremoto del pasado 16 de abril

El sector pesquero en Manta levanta producción y recupera ganancias

El movimiento diario se dinamiza en San Mateo. La fibra Caribe logró una buena captura.
El movimiento diario se dinamiza en San Mateo. La fibra Caribe logró una buena captura. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

El Gobierno local, Provincial y el Mipro desarrollan un proyecto de maricultura en las localidades de San Lorenzo, Santa Rosa y Las Piñas, en Manta.

Redacción Regional Manabí

A un costado de la rada del puerto de San Mateo, en Manta, el pescador Gonzalo Conforme resalta que el sector se reactiva poco a poco después del terremoto (16 de abril). “Ya se empieza a ver pesca; las embarcaciones traen más cantidad de pescado”, detalla mientras acodera una fibra de vidrio (Caribe 3) con un picudo de más de 300 libras.

Todos observan la captura con emoción, entre ellos Gonzalo. El comerciante de pescado Édison Cedeño  detalla que “ahí aseguraron su jornada, porque ese pescado cuesta más de $ 1.000”.  

En la playa de esta localidad, Pablo Villafuerte (53 años), oriundo del sitio El Aromo, alista  su lancha,  llamada Paola Yamilet, y el material para zarpar este martes. Asegura que con el terremoto “la pesca se escaseó”. Indica que en las últimas salidas ha visto que aumentó la cantidad de peces. Él saldrá a 300 millas, con dos lanchas remolcadas por un barco. Van tras picudo, rabón y albacora.

La libra de picudo la vende a $ 3,30, de rabón a $ 0,80 centavos y “la albacora, que se vende entero, es según el porte. Cuesta entre $ 800 y $ 1.000”. El comerciante y expescador Manuel Murillo asegura que ya la pesca va subiendo. “Se ha reactivado todo”.

Bernardo Alvia (41 años) salió ayer a pescar. Tiene planificado regresar hoy con “bastante producto; me voy con fe”.    

Belkis Delgado, presidenta de la Cooperativa de Damas de la parroquia, explica que “la pesca varía dependiendo del nivel de corrientes marinas, lunas oscuras”. Expresa que cuando hay una buena faena, “los pescadores vienen alegres y contentos”. Así llegaron el viernes los tres ocupantes de la lancha Caribe 3.

Expresa que en la localidad se insiste en el precio justo, en beneficio del pescador artesanal.

La reactivación en esta caleta no solo es por parte de los 2.500 pescadores, sino también de sus esposas que venden comida en el muelle artesanal. En el lugar funcionan 10 puestos de comida, 12 locales comerciales; además está el mercado, donde hay 70 vendedores de cárnicos, frutas, mariscos y otros; el 80% de los comerciantes es de San Mateo.

En esos locales de comida labora Luisa Alcívar, mantense damnificada por el terremoto, antes era comerciante ambulante y ahora cuenta con un local fijo donde vende comida. Ahí también 32 socias del gremio Damas San Mateo se turnan en los locales para reactivar su economía; una de ellas es María Villacreces.

En el sector Playita Mía de Tarqui, comerciantes de pescado, como Agustín Alcívar, destacan que “nosotros no nos detenemos. A los pocos días del terremoto ya buscamos como reactivar la ciudad”.

Jhon Vera, comerciante mayorista, cuenta que a los tres días del sismo retornó a sus labores. “La venta ha bajado un poco, porque la pesca se ha alejado bastante, sin embargo seguimos en  la lucha, porque vendrán días mejores”.  

La funcionaria municipal Mery Chong detalla que junto con el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) y el Consejo Provincial desarrollan un proyecto de maricultura (criadero de camarón en jaulas en el mar). “Vamos a reactivar las caletas pesqueras de San Lorenzo, Las Piñas y Santa Rosa, ya hicimos la socialización”. (I)  

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense