Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00 Regional Manabí

El personaje

Amira pasa su tiempo entre la Psicología y el arte

Amira pasa su tiempo entre la Psicología y el arte

Amira Trujillo Eljuri, psicóloga clínica y pintora

Redacción País Adentro

Tras ejercer la Psicología por 18 años en Guayaquil (donde trabajó en el hospital Lorenzo Ponce y dio clases en tres universidades), Amira Trujillo tomó el reto de mudarse a Manta para dar clases en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, en 2011. Para esta profesional, su aporte más importante y que marcó su vida fue tras el terremoto del año pasado.

Ahí formó un grupo de apoyo y terapia para la comunidad. “Salíamos en unidades a intervenir en la crisis; después de las jornadas retornábamos al consultorio hacíamos terapias en grupo para descargar todo lo que implicaba trabajar en momentos de crisis”.

Al ver las necesidades de la comunidad, la profesional decidió abrir un centro de apoyo psicopedagógico integral. “Nos dedicamos a hacer terapias, evaluaciones y damos capacitaciones. Además tenemos talleres para ayudar a pacientes con autismo”, comenta Amira, quien en Guayaquil tuvo a cargo un centro similar, pero que ese proyecto quedó de lado cuando se mudó a Manta.

Entre sus intereses está el arte, especialmente la pintura, a la que se vinculó a través de su pareja, el poeta Alberto Vélez.

También gusta de cuidar bonsáis, labor que realiza desde su adolescencia.

“Mi afición empezó desde muy joven; hago los bonsáis desde cero, les doy mantenimiento; es algo que me gusta hacer mucho”, cuenta la mujer, que tiene dos hijos y dos nietos.

“Con Amira nos conectarnos a través del arte. Es sencilla, libre y grande desde sus acciones, en la capacidad de realizar sueños”, comenta Vélez. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense