Jueves, 12 Octubre 2017 00:00 Regional Manabí

El servicio beneficia a unas 36 mil personas

Agua purificada llega a 3 comunidades manabitas

Vicente Vera, del sitio Tabuga, probó el agua de la planta de tratamiento purificadora y le gustó.
Vicente Vera, del sitio Tabuga, probó el agua de la planta de tratamiento purificadora y le gustó. Foto: Leiberg Saltos / EL TELÉGRAFO

El proyecto requirió una inversión privada de $ 300.000. Antes, los vecinos bebían líquido de pozos profundos.

Redacción Ciudadanía

Jama-San  Vicente.-

Perfecto Martínez y su familia residen en el sitio Tabuga, de Jama. Tradicionalmente consumían agua entubada hasta hace una semana.

El líquido, que era extraído desde un pozo profundo, ahora es tratado para beberlo y utilizarlo en la preparación de alimentos.

La purificación del agua se realiza a través de 3 plantas de tratamiento que fueron donadas por la empresa privada a los habitantes de Tabuga, la zona urbana de Jama y San Felipe, del cantón San Vicente.

Martínez, un dirigente comunitario, asegura que sus vecinos están contentos pues antes compraban agua en bidones para beber e incluso cocinar.

Hace 8 días, la Fundación Coca Cola de Ecuador y Arca Continental entregaron los equipos a los dirigentes comunitarios.

Son 36.000 usuarios al mes los que se beneficiarán con la dotación de 49.000 litros de agua purificada.

Este proyecto lo desarrolló la empresa privada posterior al terremoto del 16 de abril de 2016. En plena emergencia entregaron, además, alimentos y agua embotellada.

Paola Palacios, coordinadora de la fundación, indicó que la prioridad fue el tema del agua y saneamiento. En esta tarea se unieron organizaciones no gubernamentales que trabajaban con las comunidades, entre ellas CARE.

Lo primero que se hizo fue identificar las fuentes de agua subterráneas y superficiales. También se habló con funcionarios de ambos cantones para su participación en las tareas iniciales, explicó Palacios.

Verónica Reed, representante de ‘Vive Arquitectura’, trabajó en la estructura y ubicación de las torres donde están los tanques de almacenamiento con capacidad para 16.333 litros cada uno.

CARE fue la encargada de la socialización y enseñanza del manejo de las plantas con los comuneros. En el tema técnico y la instalación participaron proveedores de filtros, sistemas de ablandamiento de aguas y tuberías. El objetivo era que el proyecto cumpla con los estándares y normativas INEN.

“Las plantas pasaron por una etapa de prueba de 8 meses”, comentó Andrés Córdova, coordinador del programa de recuperación temprana de CARE.

El funcionario explicó que la purificación se realiza por filtrado de carbono, proceso de cloración, ósmosis inversa y al final un proceso de rayos UV (ultravioleta), lo que determina la obtención de agua de alta calidad, bajo norma INEN de embotellamiento.

Cada planta produce 1.200 metros cúbicos (m³) diarios para satisfacer a 300 familias, operando durante 4 horas diarias.    

El agua obtenida después del proceso de purificación es embotellada en bidones de 20 litros. Los comuneros pagan por cada bidón $ 0,50. Antes de la puesta en marcha del proyecto, un bidón de agua se vendía en esas localidades a $ 1,50.

Muhammad Abdullah, gerente general de Coca-Cola de Ecuador,  expresó que contribuir con el desarrollo y bienestar de las comunidades donde operan es su compromiso. “El agua es imprescindible para la vida, por ello nuestro aporte es una prioridad hacia estos sectores de Manabí”.

Los dos municipios se encargaron de la obtención y preparación de los terrenos. Por un año, la fundación proveerá de los insumos, como membranas y filtros, para el funcionamiento de las plantas.

Jazmín Esmeraldas, dirigente del sitio San Felipe, dijo que en su comunidad 30 familias se benefician inicialmente del proyecto.

Añadió que los pobladores se han organizado para distribuir el líquido a domicilio con un aporte de $ 0,25 adicional a los $ 0,50 que normalmente cuesta en el expedidor por el servicio extra.  Han recorrido el sector socializando los beneficios de la planta.

En Jama, ciudadanos como Xavier Saltos están satisfechos con el proyecto. “Aquí la economía es baja  y no nos alcanza para comprar un bidón de agua. Pero con esta planta las cosas cambian, vamos a aprovechar este servicio”. (I)    

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense