El Personaje

A la voz de ‘morocho’, don Juan Alberto llama a su clientela

- 02 de Septiembre de 2017 - 00:00

Por años, una de las cosas que más ha disfrutado la mantense Mariuxi Mendoza es avanzar hasta las calles 13 y 15 de Manta para tomarse un vaso de morocho. Para esta mujer, no hay uno mejor que el de don Juan Alberto Plazarte, quien tiene más de 40 años en el negocio.

Mendoza asegura que este morocho le recuerda al que hacía su abuela. “Ella siempre nos daba morocho antes de dormir. Es lindo recordar aquellos años”.

La jornada de Juan Alberto inicia a las 15:30 y culmina pasadas las 22:00. Este hombre cuenta que en las noches de frío llega a vender hasta 150 vasos de su dulce bebida. “Acá siempre llegan a comprar en tarrinas para llevar. Viene gente de mucho dinero, en lujosos autos. Así mismo vienen a pie, piden su vaso y un pan, el morocho lo consumen de todas las edades y clases sociales”, expresa Juan Alberto, de 61 años.

Antes de vender morocho, Juan Alberto se dedicaba a la transportación de agua potable a los barcos junto a su padre, Ramón Plazarte (+).

Además vendió pollo en el mercado por las mañanas, y por las tardes se paraba en la esquina de la 13 con el morocho.

Génesis Armas es otra de sus clientas. “Aprovecho cada ocasión que estoy cerca para comprarme un morocho. He probado en varios sitios, pero este es mi favorito. Además, don Juansiempre nos atiende con una sonrisa”

Por su parte, Naomy Cornejo, quien está en su cuarto mes de gestación, le pidió a su esposo que la lleve al puesto de  Juan Alberto para saciar su antojo de la dulce bebida. “Siempre vengo y pido para llevar. Me llevo una tarrina y lo disfruto en mi hogar con pan”. (I)