Steinhaus, primera mujer árbitro en la Bundesliga

- 17 de Agosto de 2017 - 00:00
La jueza, de 1,81 metros de estatura, es conocida en Alemania por su fuerte temperamento y carácter para tomar decisiones.

La réferi, de 38 años, será juez principal en los partidos de la élite de la liga alemana, que arrancará este fin de semana.

La Bundesliga 2017/2018 será histórica. Por primera vez una mujer, Bibiana Steinhaus, actuará como árbitro principal en la élite de la liga alemana de fútbol, una novedad en los grandes torneos europeos.

En el pasado hubo precedentes de mujeres árbitros que estuvieron en partidos de primera división en Francia, Italia o Inglaterra, como jueces de línea. Steinhaus dará ahora un paso más allá. “Es un mensaje fuerte para el resto del mundo”, celebró en Facebook la secretaria general de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Fatma Samoura. “Si eres buena, el sexo no cuenta”.

Bibiana, oficial de Policía y pareja del también réferi inglés Howard Webb, llega a la élite tras un duro camino. ‘Bibi’, como la llaman en Alemania, arbitró su primer partido a los 16 años. En 1999 empezó a dirigir cotejos en la Bundesliga femenina y en 2005 la FIFA la nombró colegiada internacional.  

¿Cuándo dirigirá Steinhaus su primer partido de la Bundesliga, que comenzará este fin de semana? La decisión todavía no se ha tomado, pero ella se mantiene tranquila e ilusionada: “No me pregunto si voy a arbitrar diez, doce o dieciséis partidos. Cada partido será para mí una prueba de confianza”.  

La carrera de Bibiana Steinhaus no comenzó ahora y a sus 38 años esta atlética mujer, de 1,81 metros de estatura, lo ha sido todo en el arbitraje del fútbol femenino, con una final del Mundial, una de los Juegos Olímpicos y una de la Liga de Campeones como experiencia. “Es un bonito reto”, sonríe sobre el salto ahora a la primera línea en campeonatos masculinos.   

El sexismo y los prejuicios han acompañado su carrera, pero ella prefiere no detenerse mucho ante ellos. “Nunca tuve como objetivo hacer avanzar la emancipación de las mujeres. Simplemente hago lo que me gusta”.  

Su carrera como árbitro está llena de anécdotas. Hasta en dos ocasiones Bibiana tuvo que soportar que un futbolista le tocara uno de sus senos. La primera sucedió en un Hertha Berlin vs. Alemania Aachen, en octubre de 2010. Peter Niemeyer, del conjunto capitalino, le fue a dar una palmadita y su mano rozó el seno izquierdo de la colegiada, quien se lo tomó con humor. La historia se repitió en 2013, en el duelo entre Kaiserslautern e Ingolstadt. En esa oportunidad André Mijatovic, del Ingolstadt, fue el protagonista.  

Una de las anécdotas que dio la vuelta al mundo fue la que protagonizó Steinhaus junto con ‘Pep’ Guardiola. En un Borussia Monchengladbach-Bayern en octubre de 2014, cuando ‘Bibi’ mostró el tiempo de descuento, 3 minutos, Guardiola montó en cólera. Indignado, reclamó que el conjunto local estaba perdiendo tiempo. Se acercó a Bibiana y la tocó en el hombro. Sin inmutarse, Steinhaus le retiró la mano al DT.

En 2015 tuvo un problema con Kerem Demirbay, entonces jugador del Fortuna Düsseldorf. Él fue expulsado y sancionado con cinco partidos por haber dicho que las mujeres no tenían nada que hacer en el fútbol. Para cumplir su sueño, esta funcionaria de la Policía ha trabajado duro, incluso con un entrenador personal. “Necesitaba estar al máximo física y mentalmente, estudiar bien a los equipos antes de los partidos, para saber qué tácticas de juego pueden tener y cuáles son los jugadores clave”.

Para llegar a la élite del fútbol alemán su espera ha sido de diez años en segunda división, antes de ser ascendida a la primera. Más tiempo que el que necesitaron los otros 23 árbitros de la Bundesliga.

“Durante los cinco primeros años, Bibiana se hizo un hueco”, justifica Lutz Michael Fröhlich, uno de los jefes del arbitraje del fútbol alemán. 

Por ahora su caso es único. Por eso ha sido 6 veces coronada ‘Árbitro femenino del año’ por la Federación Alemana de Fútbol (DFB). Ahora su carrera entra en otra dimensión. (I)