Peredo renuncia y el fútbol boliviano entra en crisis

- 17 de Agosto de 2017 - 00:00

El fútbol boliviano ingresó a una nueva fase de crisis, tras la decisión del presidente de la primera división, Marco Peredo, de dimitir tras criticar a dirigentes que adeudan a jugadores. Esto activó una nueva huelga, la segunda en casi tres semanas. “Yo hice todo lo que estaba a mi alcance y lo que podía hacer, no es que me acobarde, sino que hay gente que no quiere jugar el partido; y si no quieren jugar, uno alza su pelota y se busca otra cancha”, graficó en tono molesto el presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB), que se encarga del torneo de clubes.

La primera huelga, a fines de julio, se suspendió por un compromiso de pago que se incumplió y dio lugar a esta nueva paralización. Los equipos tenían, a principios de mes, una deuda global de $ 1,2 millones, según el sindicato de futbolistas Fabol. (I)

 

Últimas noticias