Los paraguayos trabajan en Ambato

| 14 de Enero de 2017 - 00:00

El entrenador Pedro Sarabia (foto) y los seleccionados juveniles de Paraguay arribaron a Ecuador para disputar el torneo sudamericano. La delegación ‘albirroja’ llegó a Quito y luego se instaló en Ambato, donde hará base.

Paraguay, que compartirá el grupo A con el local, Brasil, Colombia y Chile, se entrenó ayer en el estadio Neptalí Barona, propiedad de la Federación Deportiva de Tungurahua.

Ese escenario será la sede de entrenamientos de ese seleccionado durante el torneo.

La primera práctica estuvo marcada por rutinas de pases y fútbol en espacio reducido. También realizaron ejercicios de velocidad para determinar su resistencia por primera vez en la altitud de la ciudad (2.580 msnm).

El mediocampista Cristian Paredes, futbolista del América de México, se incorporó directamente desde el país norteamericano y fue el último en integrarse a los entrenamientos. Él ya ha practicado en la altura, por lo que no tendrá problemas en ese sentido. Antes estuvo en Sol de América.

Paraguay busca acceder a su décima participación en un Mundial juvenil. El torneo entrega cuatro cupos para la cita global que se disputará en Corea del Sur, en mayo. (I)