Lunes, 06 Febrero 2017 00:00 Fútbol Internacional

El perfil bajo es un aliado

Los 'cazatalentos' prefieren trabajar en silencio

Daniel Salas, scouting del Sevilla FC.
Daniel Salas, scouting del Sevilla FC. Foto: Daniel Molineros / EL TELÉGRAFO
Javier Tamba Guzmán

Como si se tratara de un secreto de Estado, Daniel Salas, scouting del Sevilla FC de la primera división del fútbol español, evita dar los nombres de los jugadores a los que monitorea dentro del Campeonato Sudamericano sub-20 que se desarrolla en Ecuador. “Eso no lo podemos ventilar, por el tema profesional nuestro no podemos dar muchos datos. Estamos aquí porque seguimos a jugadores de diferentes equipos y también porque es fundamental verlos en directo”, menciona.

Detalla que su labor no únicamente consiste en observar exponentes, sino en analizar si tienen el perfil que encaje con su estilo de juego, su sistema y su forma de ver y entender el balompié. Si el elemento encaja, el siguiente paso es la captación.

En ese contexto se eligen atletas para los dos frentes: el Sevilla de la serie A y el Sevilla Atlético, la filial que compite en la segunda división. Para el elenco principal se buscan cultores ya concretos, es decir, que hayan cumplido su ciclo de formación y estén en capacidad de desempeñarse con soltura en el alto rendimiento. Mientras para el plantel filial se prefiere a chicos ‘promesa’, actualmente nacidos en el periodo 1995 y 1998. “Este campeonato Sudamericano que venimos a mirar es en función del Sevilla Atlético”, precisa Salas.

Este cazatalentos de 39 años ha dedicado 14 a la tarea de espiar futbolistas; su trayectoria la forjó en el Villarreal, la Juventus, Lille Olympique de Francia y ahora en la escuadra que dirige el estratega argentino Jorge Sampaoli.

Al consultarse cuál de sus descubrimientos podría ser catalogado su orgullo, responde que no se siente responsable exclusivo por dar con algún diamante en bruto. “Soy de los que piensa que nunca podemos decir que uno ficha a un jugador, normalmente es el club el que opta por tomar la decisión. El trabajo nuestro es un trabajo en conjunto y siempre mirando por el bien del equipo. No me gusta nunca decir ese jugador lo he firmado yo, no está bien hacerlo; es una labor colectiva de mucha gente y el jefe es el que toma la decisión, nosotros solo colaboramos”.

Oriundo de Cádiz, Salas agrega que si bien este empleo le permite cubrir con solvencia sus necesidades, también exige sacrificios, como viajar constantemente y pasar lejos de su familia buena parte del año. No obstante, sus seres queridos ya se adaptaron a esta circunstancia. También se requiere amoldarse a los distintos imponderables que se presenten en el camino, como la comida, costumbres, los idiomas que se hablan en las naciones a las que se va.

Del fútbol ecuatoriano dice: “Es una liga a la que hago seguimiento, no exclusivo, claro, porque hay una persona que se dedica a este mercado, pero, de vez en cuando hago un vistazo de algún jugador, del tema internacional de selección sí conozco. Están trabajando bien, incluso en las inferiores”. (I)

ENLACE CORTO

Promo Facebook

Twitter

Twitter @Fanatico_ET