Sábado, 04 Febrero 2017 00:00 Fútbol Internacional

En el IDV-Olimpia hubo sentimientos encontrados

Con los colores del Olimpia, Pablo Repetto trató de ser indiferente a la gente de Sangolquí, que tanto apreció.
Con los colores del Olimpia, Pablo Repetto trató de ser indiferente a la gente de Sangolquí, que tanto apreció. Fotos: John Guevara / El Telégrafo

El público que los apoyó en Sangolquí estuvo en su contra el pasado jueves. La revancha se jugará el 9 de este mes.

Redacción Fanático

Después de tomarse la foto grupal con su club, el Olimpia de Paraguay, Librado Azcona trotó hacia el área norte y tras de él se vio un hombre de contextura gruesa que corrió a su encuentro. Era Jorge Atapuma, exutilero y seguidor acérrimo de Independiente del Valle (IDV), quien quería saludar a uno de sus ídolos, pilar fundamental del subcampeonato de la Copa Libertadores que alcanzó el Rayado en 2016.

Jorge, persona con discapacidad intelectual, trabajó en la entidad hace varios años, cuando se llamaba Independiente José Terán y estaba en segunda categoría, no obstante, jamás se alejó del plantel y es habitual verlo en los duelos que el conjunto de Sangolquí sostiene en el estadio General Rumiñahui.

Además, al ser descendiente de Jorge el ‘Pollo’ Atapuma, uno de los fundadores de la institución, el exutilero siente que su sangre siempre estará ligada al Negriazul, su cariño es evidente, por eso la reacción de Azcona fue la mejor; lo regresó a ver, se detuvo y lo espero para estrecharlo en un fuerte abrazo.

Al mismo tiempo, en la banca de suplentes del IDV, el extremo derecho Jonathan Gonzales saludaba con sus excompañeros, no hace ni dos meses que compartían entrenamientos pero el destino -y sobre todo el instructor Pablo Repetto- le abrió la posibilidad de fichar por el Decano del fútbol paraguayo.   

La ‘Bala’ recorrió la caseta de alternantes, donde estrechó las manos de Alexi Lemos, Carlos Cuero, Anthony Landázuri, David Mina, Jacson Pita, Gustavo Asprilla y Janner Corozo.  

A pocos metros de ahí, desde la parte baja de la tribuna nueva, colgado de las mallas, Mauricio Quimbiulco (41 años), observaba la distribución de los hombres en el gramado. Quimbiulco no es de Sangolquí y tampoco es hincha del Independiente del Valle; nació en Alangasí, parroquia rural de Quito, y es seguidor de El Nacional, pero desde que reside en la tierra del hornado apoya todo aquello que represente a este feudo.

Cuenta que es amigo de varios elementos del IDV y vecino de Gabriel el ‘Loco’ Cortez, con quien ha compartido varias reuniones. “¡Bien Gabriel, vamos Gabriel!...” le gritaba cada que el 10 del conjunto local pasaba cerca de su puesto. “Vivimos en el sector del restaurante Las Pailas de Mi Suegra; Cortez es un gran jugador y excelente chico”, citó.

Pero su historia en relación al duelo del jueves comenzó el lunes, cuando el primer grupo del Olimpia arribó al país. Quimbiulco detalló que la ‘Bala’ mantiene en Paraguay el mismo número de celular que en Ecuador; entonces chateó con él por WhatsApp.

“Le pregunté si podía asomarse para conversar, me respondió que llegaba el martes en el segundo grupo. Le dije que si era posible verlo en el sitio de concentración, contestó que no porque estarían en Guayaquil y viajarían a Quito el día del partido. Le comenté que iría al cotejo y que si me podría regalar su camiseta; manifestó que sí”, precisó.

Instantes antes del compromiso, Pablo Repetto y su asistente Óscar Quagliata, saludaron con el colombiano Alexis Mendoza, quien les tomó la posta en agosto. El intercambio de palabras fue breve, pero se notó bastante cordial.

Según el departamento de relaciones públicas del Rayado, el único contacto entre personal del Franjeado y gente del IDV fue el que ocurrió en la cancha, mas la estima y el respeto con los exadiestradores y exjugadores es mutuo.

Desde las gradas, al principio, a varios aficionados se les hizo raro ver a Azcona defendiendo el arco opuesto, así como observar a Jonathan Gonzales arremeter contra el pórtico local, pero no dudaron en chiflarlos cuando Azcona quemaba tiempo o la ‘Bala’ marcaba a los hombres negriazules.

Gozaron mucho el momento que Gabriel Cortez le hizo un túnel a Gonzales y gritaron con todas sus fuerzas el gol del defensa argentino Juan Pablo Segovia a los 36 minutos; ese tanto le dio la victoria 1-0 a Independiente, que buscará el paso a la tercera fase de la Copa Libertadores de 2017 este jueves, en el estadio Manuel Ferreira de Asunción.

En cuanto a Mauricio Quimbiulco, por entretenerse en otra cosa una vez que finalizó el duelo, casi se queda sin la casaca que le ofreció Jonathan Gonzales. Por suerte encontró al exponente en el bus que contrató el Olimpia, esperando a los otros miembros de la delegación.

“Le hice señas, Jonathan me distinguió y se bajó; charlamos, nos reímos, lo molesté con el caño que le hizo el ‘Loco’ Cortez y después le pedí la camiseta; se subió de nuevo al bus y trajo la indumentaria; hasta me regaló dos botellas del agua sin gas que trajeron de Paraguay y se tomó fotos con otros aficionados”, expresó el espectador.

El vicecampeón regional se desplazará a territorio guaraní a las 10:00 de este martes, en vuelo charter de la línea aérea Tame. La revancha será una prueba de fuego, pues la ventaja es mínima y no le garantiza tranquilidad; sus jugadores son conscientes de que el dueño de casa atacará desde el primer minuto ¿Serán capaces de aguarle la fiesta a sus excompañeros y extimonel? (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo Facebook

Twitter

Twitter @Fanatico_ET