Miércoles, 30 Noviembre 2016 00:00 Fútbol Internacional

Chapecó pierde a sus ídolos

Hinchas del Chapecoense colocaron una cruz junto a una valla en la que aparece el arquero Danilo, figura del plantel, que falleció en un hospital de Antioquia tras el siniestro.
Hinchas del Chapecoense colocaron una cruz junto a una valla en la que aparece el arquero Danilo, figura del plantel, que falleció en un hospital de Antioquia tras el siniestro. Foto: AFP

El avión de la aerolínea Lamia que transportaba al equipo brasileño le solicitó a la torre de control del aeropuerto Rionegro de Medellín prioridad de aterrizaje debido a problemas eléctricos. La respuesta de los controladores no llegó a tiempo y el artefacto -un Avro RJ-85 de fabricación inglesa- sufrió el accidente, a 17 kilómetros del sitio de llegada.

Redacción Fanático

La noche del lunes, las condiciones atmosféricas eran favorables para la navegación aérea en la zona del oriente antioqueño donde se ubica el aeropuerto de Rionegro, el principal de Medellín. Pero poco antes de las 22:00, la aeronave de la empresa boliviana Lamia, procedente de Santa Cruz de la Sierra y en la que viajaba el equipo brasileño de fútbol Chapecoense, pidió a la torre de control del aeropuerto prioridad de aterrizaje. Según la investigación preliminar, la autorización de los controladores aéreos para aterrizar con carácter prioritario no alcanzó a ser respondida.

A las 21:54 del lunes, el avión de Lamia se estrelló contra un cerro, a 17 kilómetros del aeropuerto de Rionegro. De sus 77 personas a bordo, entre pasajeros y tripulantes, 71 murieron. De ellos 19 eran jugadores (del Chapecoense), y solo 6 personas sobrevivieron: los futbolistas Alan Ruschel, Helio Zampier Neto y Jackson Ragnar Follmann; el periodista Rafael Valmorbida; la auxiliar de vuelo, Ximena Suárez, y el técnico de la aeronave, Erwin Tumiri. Los médicos que atendieron a los sobrevivientes coincidieron en señalar a periodistas que es inusual que hayan corrido con esa suerte en un accidente de esas dimensiones.

Problema eléctrico

Segundos antes de caer a tierra, el piloto Miguel Quiroga reportó a la torre de control que el avión –un Avro RJ-85 de fabricación inglesa— presentaba una falla en su sistema eléctrico. Ese mensaje coincidió con el de otra aeronave de la aerolínea Viva Colombia que volaba de Bogotá a San Andrés, y que decidió desviarse de su ruta para aterrizar de emergencia. “Lo que sabemos es que el avión de Lamia es llevado por los controladores de tránsito a sostener la aproximación debido a que había una aeronave de Viva Colombia que tenía aterrizaje prioritario por una falla de fuga de combustible”, dijo a Diario EL TELÉGRAFO el presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Jaime Alberto Hernández Sierra.  

Señala que, segundos después, el capitán del avión de Lamia llamó a la torre de control y le preguntó “cuánto tiempo más va a sostener porque hay una falla eléctrica en la aeronave”, y antes de que obtenga respuesta ocurrió el siniestro.

El desvío del avión de Viva Colombia al aeropuerto de Rionegro fue confirmado por esa aerolínea.

El director de la Aeronáutica Civil de Colombia, Alfredo Bocanegra, señaló ayer que la investigación ya está en marcha y consideró probable que el avión accidentado se haya quedado sin combustible porque ni explotó ni se incendió al estrellarse en el cerro El Gordo, una zona rural del municipio de La Unión, Antioquia. “La falta de combustible es un indicio que debe ser valorado por los peritos, pero hay que contrastarlo con otros datos”, indicó, y dijo que las cajas negras ya fueron encontradas y están bajo custodia.

Sobrevivientes

El primer sobreviviente localizado por los rescatistas fue el lateral derecho del Chapecoense, Alan Ruschel, quien estaba en estado de shock y preguntaba por su familia y sus amigos cuando era conducido a una clínica de La Ceja.  

El director de la clínica, Guillermo Molina, dijo que el jugador presenta fractura de columna y que  fue trasladado al hospital Somer de Rionegro, donde hay equipo médico para estudiar mejor esa lesión. En esta misma clínica, en condición crítica, pero estable, está el defensa  Helio Zampier Neto, quien tiene un traumatismo craneoencefálico, y el periodista Rafael Valmorbida, ambos de nacionalidad brasileña.

El portero suplente del Chapecoense, Jackson Ragnar Follmann, se encuentra en estado crítico en el hospital San Vicente de Rionegro. Medios colombianos señalaron que el jugador sufrió la amputación de sus dos piernas, pero el director de emergencias de ese centro, Jorge Hernán Ibarra, dijo al mediodía del martes que no lo podía confirmar.

En el hospital Somer de Rionegro están estables la auxiliar de vuelo, Ximena Suárez, y el técnico de la aeronave accidentada, Erwin Tumiri, ambos bolivianos.

El equipo brasilero disputaría hoy el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana ante el Atlético Nacional de Medellín, una ciudad que está de luto por la tragedia. (I)

-----------------------------------

En la nave viajaban 22 periodistas de medios de comunicación brasileños

La cadena Fox Sports Latin América confirmó que seis trabajadores de su filial en Brasil murieron en el accidente del avión que transportaba hasta Colombia al equipo brasileño Chapecoense, según un comunicado de la sede regional en Buenos Aires. La cadena de información deportiva expresó su “más profundo pesar por el accidente aéreo (...) en el que entre los pasajeros se encontraban seis compañeros de nuestro equipo de Fox Sports Brasil”, precisó el comunicado firmado por Carlos Martínez, presidente de Fox Networks Group Latam.

La lista de fallecidos del equipo periodístico de Fox Sports es la siguiente: Deva Pascovicci, Mario Sergio, Paulo Júlio Clement, Victorino Chermont, Rodrigo Santana y Lilacio Júnior.  

“En medio de una profunda tristeza y consternación por lo ocurrido, y sumamente atentos a toda la información que surge minuto a minuto, en Fox Sports nos solidarizamos y acompañamos a las familias de nuestros compañeros y colegas de Fox Sports Brasil, de los jugadores del Club Chapecoense y de quienes perdieron la vida en esta tragedia para la comunidad del fútbol latinoamericano”, agregó la empresa. La cadena Fox trasmite en exclusividad los partidos de la Copa Sudamericana y la Libertadores.  

Entre los 22 periodistas que viajaban en el vuelo de la tragedia del Chapecoense solo hay un sobreviviente, Rafael Henzel, mientras que entre los que fallecieron, la mayoría de las cadenas Fox y Globo, aparece el nombre del exfutbolista Mario Sergio Paiva, quien jugó en Rosario Central en 1979, tiempo en el que compartió equipo con el actual entrenador de la albiceleste, Edgardo Bauza. Paiva incluso defendió la camiseta de la selección brasileña y terminó su carrera profesional en 1987, cuando se dedicó a la dirección técnica, actividad que dejó en 2010 para dedicarse a los medios.

Felipe Paiva, su hijo, contó que cuando ocurrió la tragedia estaban dormidos y no podían creer el llamado de la persona que les comunicó que el avión había caído. “Fue un compañero de Fox de mi papá quien nos llamó para decirnos”. En tanto que Mara, la esposa de Mario Sergio, mencionó: “Es una cosa difícil de creer”. La mujer había llevado a su marido al aeropuerto de Guarulhos para tomar el vuelo de la tragedia. (I)

------------------------------------

Atlético Nacional realizó 8 viajes en el avión accidentado en últimos 6 meses  

Atlético Nacional de Medellín pidió ayer a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que la Copa Sudamericana sea entregada al Chapecoense, luego de que el avión con este equipo brasileño a bordo se estrellara cerca la capital de departamento de Antioquia, donde debía disputar hoy la final de ida del torneo regional de clubes.     

“Atlético Nacional invita a Conmebol a que el título de la Copa Sudamericana le sea entregado a la Associacao Chapecoense de Futebol como laurel honorífico a su gran pérdida y en homenaje póstumo a las víctimas del fatal accidente que enluta nuestro deporte. De nuestra parte, y para siempre, Chapecoense Campeón de la Copa Sudamericana 2016”, dijo el club colombiano en un comunicado tras el accidente que deja 75 muertos y seis sobrevivientes.

Tras conocer la desgracia, el técnico del equipo colombiano, Reinaldo Rueda, lamentó el accidente y envió condolencias a los familiares de las víctimas. Además, dijo que conocía a la tripulación de la nave, ya que en ella su equipo realizó 8 viajes en el último semestre.

Entre tanto, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) anunció ayer que suspenderá todas las actividades del fútbol brasileño durante una semana, en tributo a las víctimas. La CBF decidió decretar “un período de luto de una semana”, anunció a la prensa Walter Feldman, secretario general de la organización.  

La decisión aplaza la final de la Copa de Brasil, que debían disputar hoy Gremio y Atlético Mineiro, y posterga también la última fecha del Brasileirao -torneo de la primera división-, que se jugaría el próximo fin de semana.

“Pedimos disculpas a los clubes que participan de los campeonatos porque tendrán que aplazar las vacaciones de los jugadores, pero este es un evento de carácter mundial, posiblemente el mayor drama del fútbol mundial, no solo de Brasil”, lamentó Feldman.

La última fecha del Brasileirao se disputará el 11 de diciembre, con su campeón ya definido. Palmeiras levantó su novena copa el domingo, tras vencer    1-0 al Chapecoense, en la penúltima fecha. La definición de la Copa de Brasil, prevista inicialmente para hoy, se jugará el 4 de diciembre en Porto Alegre (sur). En el partido de ida, el 23 de noviembre en Belo Horizonte, Gremio se impuso ante los locales por 3 goles a 1. (I)   

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo Facebook

Twitter